Respiración Alquímica y Sexualidad

 
Respiración Aquímica y Sexualidad
 
” Es bruja o qué?”, me preguntaba a menudo cuando era adolescente, concretamente cuando mi madre parecía que me leía la mente o (el alma?). Lo acertaba siempre, no podía esconder nada, ella lo sabía todo.

 

"¿Es bruja o qué?", ​​Me preguntaba a menudo cuando era adolescente, concretamente cuando mi madre le daba la mente o la mente o el alma? Lo acertaba siempre, no podía esconder nada, ella lo sabía todo.

” ¿Cómo lo hace? Yo creo que cuando a mí me venga la regla yo también tendré este poder… seguro…seguro que se trata de esto”. Estaba absolutamente convencida que cuando me viniera la regla adquiriría el mismo don que mi madre, como si fuera un súper- poder.

La vida siguió su curso, hice todo el que tocaba hacer a una niña nacida en Sarriá, ir a la escuela, estudiar una carrera, casarse y no dar mucho la lata. Aunque esto último era complicado y cuando ejercía de mí misma me ganaba uno ” Eres una salvaje”, por parte de mi madre.

No era nada consciente de mí, y todavía menos de mi feminidad. Me casé porque tocaba, quería ser buena y encajar en el molde. En ocho años tuve cinco hijos. Y justo ahí, algo se despertó en mí, no era formar una familia lo que me movía ni tampoco es que los niños me entusiasmaran, era otra cosa… mucho más instintiva que me trajo a parir como un animal, en una época en que las mujeres veneraban a Santa Epidural. Nunca he hecho un biberón, me pasé diez años de mi vida con un pecho afuera y un niño pegado a él mamando como un animalillo. La mujer salvaje que habitaba dentro mío empezaba a despertar, aunque yo no lo sabía, estaba demasiado ocupada haciendo de ama de casa y de abogada cuando los niños me dejaban

El año 2000 marcó la diferencia, a partir de aquí todo fue muy rápido. El divorcio me llevo a trabajar como una mula de carga, tenía que salir adelante con todo , turra a mis cinco hijos adelante, buscar la dignidad que mi familia me arrebató,  en definitiva me masculinicé. Después de diez años encerrada en la cueva salí al mundo compitiendo con todo el que se pusiera por delante.
Entre tanto murió mi madre y poco tiempo después mis dos hermanas. “Algo grave pasa en esta familia que todas las mujeres mueren y me han dejado sola…”.

El dolor, la confusión, y fueron una llamada muy profundo, el motor que me empujó a viajar hacia dentro, buscando algo que añoraba, mi feminidad me llamaba fuerte. Durante años lo he hecho en solitario, devorando cualquier libro sobre el tema que llegara a mis manos. Poco a poco me he ido formando en temas relacionados en feminidad hasta que finalmente he cerrado el círculo.
Recibí el mail de no sé quién y todavía no sé por qué, anunciando la primera formación en terapeutas de Respiración Ovárica , me inscribí, sin ni siquiera pensármelo. No sabía el que era, ni conocía a la formadora Sajeeva Hurtado, que venía de lejos para formar la primera promoción en España de esta técnica con un nombre tan extraño como sugerente.

Durante la formación y experimentando con la técnica, he entendido que todo aquello que buscaba en realidad estaba muy dentro mío, mi poder, mi centro, mi feminidad, mi libro de instrucciones vive en mi útero y  mis ovarios. Tan fácil cómo esto, una verdad que de adolescente ya intuía se hizo evidente con esta herramienta que he descubierto con entusiasmo.

Cómo te puede ayudar?

En casos de problemas físicos como quistes, enndométriosis, miomas, infertilidad, anorgàsmia….
A nivel emocional sanando y trasnformando emociones malsanes, enfermizas y negativas relacionadas con la feminidad y también con los hombres.
Transformando creencias limitantes y memorias destructivas guardadas por tan de tiempos en el útero y ovarios.
Empoderándote como mujer, conectando con la sabiduría de tu cuerpo, más allá de la mente y los pensamientos.

Qué efectos tiene?

Totalmente sanadores y transformadores, más allá de la razón y el intelecto, ( las mujeres a menudo estamos demasiado conectadas a la mente y poco al cuerpo), a través de la Respiración Ovárica la mujer se empodera, vuelve al cuerpo, a la sabiduría de los ciclos dictados por su propio cuerpo. Toma conciencia de su energía y aprende a tener cuidado de ella misma. Se da cuenta del poder ilimitado de su creatividad y a la vez conecta con la energía del desapego y rendición.

Quién lo puede hacer?

Cualquier mujer, y atención! También los hombres. Cualquier mujer que resuene con la  técnica, mucho más allá del entendimiento mental. Cualquier mujer con dificultades en su aparato reproductor, que sienta una llamada profundo de su alma salvaje e instintiva, que lleve demasiado tiempo “lejos de casa”…. en definitiva, para ti!

Cómo?

Sesiones individuales, centradas en el propósito que cada mujer quiera o sienta trabajar.
O en Talleres grupales nutriéndose de la energía de todas.

Cuándo?

Ahora mismo si lo sientes, estaré encantada de recibirte y acompañarte en un proceso fascinante, un viaje que hasta ahora todavía no has hecho, el viaje con destino en el centro de ti misma, a tus ovarios y a tu  útero, con todo lo que esto implica. Estate atenta o atento a los talleres, inscríbete en este web y recibirás toda la información que necesitas.

Respiración Ovárica y análisis de árbol geneaológico.


Trabajando con el árbol genealógico

Si bien ya te he dicho que eres mucho más que tus dramas o autobiografía, a menudo me encuentro que para evolucionar es necesario “sacar el freno de mano”, que impide avanzar con fluidez

¿Te ha ocurrido toparte siempre con el mismo obstáculo?
¿O vivir las mismas emociones en diferentes circunstancias?
¿Querer ir hacia un lado e irte hacia otro? ¿No entender de forma racional por que actúas como actúas?

En definitiva, sabotearte a tú mismo/a sin ninguna explicación racional ni lógica. Es sorpresivo de qué manera nuestros ancestros tienen todavía un impacto en nuestras vidas, y como nosotros de forma totalmente inconsciente asumimos su rol impidiendo vivir desde quién somos y avanzar con libertad.
Trabajar con el árbol geneológico implica ubicar cuál es el ancestro que bloquea la energía e impide que seguimos nuestro camino. Qué drama no se supo gestionar. Qué muerte injustificada e injustificable no fue llorada. Que secretos están guardados bajo siete llaves…..Trabajar con el árbol es sencillo, rápido, sorprendente y sobre todo muy sanador. Sanando el árbol nos sanamos a nosotros mismos/se y a todas las generaciones que vendrán!

Trabajo con el árbol ya sea con Kinesología, análisis transgeneracional a través de las fechas o a través de una sesión muy completa y en colaboración Neus Zaragoza, consoladora familiar.

Te animo a que experimentes una sesión completa en que se une la práctica de respiración ovárica, transgeneracional y constelaciones.


* La Abuela Margarita apadrina la respiración Ovárica.



 

Logo Làlia Yoga

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.