Luna Nueva en Géminis: hacer el amor.

" Si lo que vas a decir no es más bonito que el silencio, quédate callado", hoy, más que nunca, esta recomendación se hace imprescindible. Luna Nueva en Géminis, de nosotros depende como vivirla, como sentirla, como expandirnos en esa energía traviesa, mutable, inquieta, voluble, dispersa, engañosa, quizá…..¿ Por qué no vamos un poco más allá de los tópicos? ¿ Para qué quedarnos en la superficie? ¿ Qué impide ahora zambullirse hondo, profundo? Más hondo y profundo, más allá de los confines de lo conocido, traspasando fronteras internas, sin límite. Vacío.

Yo me imagino a mi misma como un canal receptor de un gran potencial de energía ¿ Divina?. De mi depende. De mi depende la calidad, elevación, sutilidad o densidad que es canalizada a través  mío para traer la conciencia Divina a la Tierra. Hoy puedo quedarme con la calidad más densa de Géminis, las palabras huecas, dispersas, sin raíz , sin alma, sin esencia, sin compromiso, el engaño, el truco, la no concreción, la ambivalencia, el hablar por hablar, la incontinencia verbal, el "ahora digo esto y luego lo otro y hago lo de más allá", el chisme. Podría quedarme con eso. Podría pasarme el día hablando por teléfono, whatsapeando, facebookeando o cotilleando. Podría, si me dejo llevar por las etiquetas facilonas tan trilladas acerca de Géminis.

 

Prefiero ir a la raíz, honrar al Dios Mercurio/ Hermes y permitir que Él me hable acerca de esa energía ligera, risueña, audaz y alquímica. Profundisima, en realidad.  Creadora de mundos y Universos. Magia. El Mago. Hermes/ Mercurio, Dios alado, mensajero de los Dioses que entre otros, tenía el don de acompañar a las almas al reino de los muertos antes de su regreso a la Tierra. Hoy quiero que Mercurio me lleve de la mano al reino de los Dioses, de la Vida y de la Muerte. Y para ello, Silencio. Quietud. Escucha. De lo contrario ¿ Cómo puedo realmente captar el mensaje que viene de lo intangible? Ssssshhhhhhhhhhhhh… Sin silencio, la palabra no existiría. Gracias a la palabra, el Silencio se llena de vida, de experiencia, de Sabiduría. 

Si las palabras, a través de su vibración y frecuencia son creadoras y creativas, no olvidemos que Dios a través de la palabra creó el mundo, ¿ Por qué somos tan poco cuidadosos con nuestra comunicación? Hoy es día para investigar ¿ De dónde surgen las palabras? ¿ Hacia dónde se dirigen ? Curioso. Llegan de la Nada y en la Nada se funden.  Pero ¡atención!. La Nada al ser nombrado, se convierte en "algo". Hoy es día de investigar cual es la fuente, esa "nada repleta de historias" de la cual surge nuestra comunicación, nuestras palabras creadoras de mundos y experiencias. ¿ Nuestra comunicación viene realmente del vacío? O viene más bien de un lugar lleno y repleto de memorias ancestrales, mandatos, códigos tan cristalizados en nosotros que los hemos normalizados. Investigar si nuestra comunicación es libre de veras o quizá de una forma "traviesa" se coló "papá y mamá" con sus exigencias, ausencias, abandono, herida, rechazo, control…para dar forma y continuidad a la autobiografía familiar. Investigar si nuestra comunicación confirma las fidelidades al clan, por la necesidad de pertenecer. Darse cuenta si las palabras surgen por rebeldía al clan, por miedo a ser "como ellos, ¡dios no lo quiera!". Ambas opciones no nos permiten la libertad, ni la frescura, ni atraer aquí en la Tierra el mensaje de los Dioses, ni acceder al Vacío, pantalla en blanco sobre la cual escribir nuestra autobiografía, nueva, libre de herencias. La Nada, entendida como  vacío, ese lugar que podríamos llamar la Mente de Dios,  inmaculado, página en blanco donde escribir nuestra autobiografía como si fuera un Texto Sagrado. Ese vacío, ese silencio, esa quietud, esa no vibración es la que permite, como por arte de magia, que la palabra surja y de ahí cree. Hagamos de nuestras vidas un Libro Sagrado para la historia, para las Eras, no un plagio sin alma.

 

¿ Sabes que hablar es como hacer el amor? Me explico: la boca es la cavidad, la gruta vacía, femenina, el Yoni Sagrado dentro del cual la lengua, el lingam, el Sagrado Masculino se mueve. Femenino y Masculino se dan cita para crear palabras. Y las palabras, crean experiencias, nuestras creaciones. De nosotros depende que nuestra habla, comunicación y palabras sean como hacer el amor o como simple y llanamente, joder. Hacer el amor y joder no son lo mismo. De nosotros depende que nuestra experiencia vital sea amorosa o una jodienda, para nosotros y para los demás. 

Revisar pues si nuestra comunicación surge de un Silencio real, enraizado en el vacío. Convertirnos en magos y alquimistas depende de nuestro coraje de navegar y transitar mundos sin forma, invisibles, sin ley, sin orden, en definitiva, depende de nuestro valor de entrar en el caos y no morirnos de miedo. Y desde ese Inteligente desorden caótico sin forma, hacer magia, amor y palabras. Mundos y Universos.

Hoy es un buen día para soñar alto, para permitir el entusiasmo, la vitalidad, el fuego, imaginar lo que todavía no tiene nombre, lo que no ha sido ni tan siquiera imaginado antes. Elevarse por encima del inconsciente colectivo, adentrarse más allá de nuestra memoria ancestral para acceder a la fuente real, vacío, cristalina y desde allí, permitir que Hermes nos sople al oído la palabra sagrada que dará forma a nuestro sueño. Hacer visible lo invisible. De lo contrario  llenamos la Tierra de historias tan repetidas, aburridas, un "más de lo mismo", plagios de historias ya contadas tantas veces que no traen el cielo a la tierra, sino el infierno. 

Usemos las alas, atrevámonos a desobedecer los mandatos, códigos y memorias ancestrales, patriarcales, matriarcales, no por rebeldía sino por soberanía. Por dignidad. Por amor a nosotros, por cuidado a nuestros sueños. Mimemos nuestra comunicación, amemos nuestras palabras, honremos los silencios, grietas entre dos mundos.

Ssssshhhhhhhh...escucha....deja que la comunicación sea un hacer el amor gozoso, fértil, transformador. Permite que cada palabra que sale de tu boca sea una plegaria elevada a las más elevadas esferas, donde solo hay música, vibración frecuencia, ritmo, geometría. Sssshhhhhhhh....

Hace muchos años que toco la flauta y la música surge gracias al vacío. Seamos pues como flautas, vacías para que el aliento de Dios sople a través de los orificios y que  cada uno de nosotros pueda interpretar su melodía, única. Convirtamos la Tierra en un planeta en que la música sea más fuerte que el ruido de palabras huecas, que la distorsión y la estridencia.

 

Ssshhhhh....honremos el silencio.

Dejar un comentario

    Favor de o registro para enviar.

    Agregar comentario