Luna Nueva en Escorpio. El Otro no existe.

" ¿ Te gusta bucear?" 

No es mi intención ser aguafiestas, pero si estás fantaseando en una agradable experiencia de snorkel en aguas turquesas y cristalinas, rodeado de pececillos de colores, si te visualizas en la típica foto de Agencia de Viajes publicando un tour por el Caribe, no es el tipo de buceo que la Luna Nueva en Escorpio de hoy tenga previsto para nosotros. ¿ Qué tipo de buceo nos demanda la Luna de hoy? ¿ Cual es la experiencia? Las aguas en las que hoy nos pide la Luna sumergimos, sí o sí , son oscuras, hondas, insondables, son el abismo mismo de las aguas olvidadas, estancadas, putrefactas, las aguas donde los deshechos de lo que todos rechazamos desde el albor de los tiempos, esperan pacientes a ser vistos. Y no solo vistos, sino amados. ¿ Qué te parece? Quizá "la foto" no vende ni seduce, quizá... Aunque sin pasar por esta experiencia, no somos seres humanos completos, sino a trozos. Una suerte de "patchwork humano" incompleto.

Desde que nacemos, la conciencia se identifica con aquellos aspectos que más le convienen para sobrevivir en el medio familiar y social en el que hemos tenido la gracia de nacer. Nos vamos construyendo a trozos, fragmento a fragmento según convenga ¿ Para qué y por qué? Por amor y para sentirnos amados, aceptados, para saber que pertenecemos a algún lugar y no somos hojas al viento sin propósito ni dirección. La no pertenencia nos aterra. Nacemos con el desgarro y la herida de la separación del Todo y en este tremendo dolor nos conformamos con las migajas. La rabia sorda que nace de esta separación hace que busquemos desesperados el amor de mamá que nos nutre y cuida y el amor de papá que nos da estructura y protección. De esta forma, este desamparo crea desde la inconsciencia e ignorancia un mundo de fuertes y débiles, una humanidad esclava por miedo a hacerse cargo de su propia libertad.  Así nos vamos cosiendo, fragmento a fragmento, así nos colocamos inconscientemente "unas gafas a través de las cuales mirar a los otros y el Mundo". Así se crea la ilusoria y muy real fractura interna, Yo y el Mundo. El abismo que me separa del Todo. El dolor de la separación esconde el anhelo a la Totalidad que a la vez esconde el miedo a desaparecer en Ella, ser devorado por Eso y así suma y sigue. Ignoramos que ese miedo a la disolución no es más que una coraza que parapeta nuestro anhelo más profundo: ser en el Ser. 

Ese mecanismo de defensa sirve, mientras somos bebés, mientras somos mentes infantiles impresionables y asustadizas. Pero llega un momento que uno entra en la adultez y ciertos mecanismos quedaron caducos. La madurez implica grandes dosis de coraje y responsabilidad ¿ Cual es el reto ? Volverse adulto responsable e inocente a la vez. Durante este mes y concretamente hoy toca bucear para descubrir qué trocito de nosotros mismos quedó olvidado en algún rincón recóndito de nuestra psique. ¿ Qué fragmento quedó relegado en la Sombra? Para así, con coraje y mucho amor, seguir completando el puzzle que somos. Hoy no es un día de medias tintas ni equidistancias, tampoco de ser políticamente correctos. Es un día del Todo o Nada,  de vida o muerte.  Hoy es un día para dejar de odiarnos y empezar a amarnos, un poco más. Para entender, no solo con la mente sino con la totalidad del ser que todos venimos de la "misma sopa cósmica", donde la polaridad no existe, donde todo se funde en el Todo. Y esa es nuestra gran familia. No es necesario que busquemos más. La búsqueda termina.

La Vida no es a fragmentos, la muerte, tampoco. Tanto la una como la otra son Totales. ¿ Qué tal si hoy nos ponemos las gafas de la Totalidad? O sería otra forma de decir ¿ Qué tal si hoy nos ponemos las gafas de Dios? ¿ Cómo sería nuestra vida si la miráramos desde esa totalidad sin limite, sin borde, sin fractura? Quizá la experiencia profunda de hoy sería un acto de amor y no de miedo. Hoy los valientes guerreros que se adentren en sus oscuras aguas tendrán la gracia de la sanación, serán agentes activos de la alquimia, de transformar y transmutar el pesado plomo en oro reluciente. Para ser alquimista hay que confiar en la Vida y hoy, la vida, el amor y Dios, todos juntos ¿ Estuvieron separados alguna vez? están de nuestra parte, como siempre y nos sostienen en este peregrinar por las aguas estancadas, tóxicas y sanadoras. Hoy no es un día de pereza " Bufff…demasiado para mi…que lo haga otro…ya lo haré mañana….". ¡ No ! ¡Ahora ! ¡ Tú ! ¡Sin excusas! De lo contrario pasa lo que pasa, todos los fragmentos diseminados en estas aguas olvidadas van a ser proyectados al mundo, creando caos, y discordia. El enemigo no se encuentra fuera. Hoy es un día especialmente sensible para mirar de cerca la clásica polaridad víctima/ verdugo. ¿ Dónde quedó pegoteada tu consciencia? ¿ Con quien te identificas? ¿ La desvalida víctima? ¿ El tirano cargado de razones morales? Hoy es el día de mirar a los ojos al "supuesto enemigo", dentro, no fuera. Hoy es un día para recordar que el otro no existe. El Otro no es más que una proyección de mi mismo, de mi psique rota, fragmentada, a trozos. Hoy es un día para recordar que cuando "yo hablo del Otro, en realidad no hablo de Él, sino de mi mismo". Sí, es un día en que la humildad, el coraje, el amor son nuestras herramientas más preciadas. 

" Ama a tu enemigo", ¿ Te suena? Es otra forma de relatar la experiencia que la Luna Nueva en Escorpio de hoy nos pide. Amar lo bello, lo agradable, lo políticamente correcto es fácil ¿ No ? Pero si no estamos completos, este pretendido amor, tampoco. El Amor es todo o nada. El Amor es la totalidad. 

Aclaremos una cosa ¿ Qué es el enemigo ? El único enemigo es el olvido. El olvido de nosotros mismos, de quien somos de verdad. La falta de memoria de que somos Dios, Totalidad, Creación. ¿ Por qué y para qué este olvido? Para mantenernos debilitados, pequeños, infantiles, necesitados, desamparados en busca de protección, reconocimiento, aprobación. Para perpetuar el mundo de víctimas y tiranos. Nos hemos conformado con un sucedáneo de amor. Solo el dolor del Olvido, puede conducirnos nuevamente a la Totalidad, a recuperar el sentido del Ser. Soberanos. Libres. Totales. Ser esto, implica ser ingobernables. Nada ni nadie gobierna a un Ser completo. Nada ni nadie gobierna a un ser que se remembra, recuerda y sabe quien es: Soberano y libre, por lo tanto, no esclavo. ¿ Te das cuenta del mecanismo y la utilidad del olvido? Para ello requiere grandes dosis de coraje y responsabilidad, hacerse cargo de la propia libertad. ¿ Cual es el enemigo? El miedo a hacerse cargo de uno mismo. ¿ Cual es el olvido ? Hacer que otro se ocupe de nosotros, nos cuide, proteja y gobierne. Crear a una "mamá y papá" allá fuera en forma de Gobiernos, leyes y todo tipo de mandatos que lo único que secretamente persiguen es perpetuar el encierro del Ser. 

Hoy más que nunca toca saber cual es la ley a la que obedecemos. Saturno está en sus últimos días en Sagitario. ¿ Qué es la ley para mi ? ¿ Quien legisla en mi vida ? ¿ Tiene alma la Ley? Son preguntas muy útiles que nos podemos formular. Entender que sólo hay una Ley Natural, verdadera y no escrita. Una Ley viva y que vivifica toda experiencia humana. Una Ley que confirma la libertad y no que la reduce a su mínima expresión. La única obediencia legítima en un ser humano soberano es a esta Ley Natural. Total. Una. 

Entendamos que este acto de coraje que implica la inmersión en el abismos de las aguas oscuras de nuestra psique es un acto de amor a la Humanidad. El otro no existe. Cuando yo sano, sana el Universo entero.

Amigos, si en esta experiencia de buceo a oscuras me encuentro contigo, desde la oscuridad, sepas que en mis labios se dibuja una sonrisa de reconocimiento. A pesar de la oscuridad, " Te veo. Te reconozco. Te amo". 

Que así sea. ¿ Saltamos al abismo?

Dejar un comentario

    Favor de o registro para enviar.

    Agregar comentario