Luna Nueva en Acuario, la semilla que se sueña a si misma.

La tradición dice que ayer por la noche, la Diosa Parvathi rezó toda la noche a su consorte y amado, Señor Shiva para que no le pasara nada malo mientras absorbía todo el veneno de la humanidad. En la oscuridad de una noche sin Luna se ha llevado a cabo la alquimia, la toxicidad y la autodestrucción se han transformado en puro amor y compasión. 

Y ¿ Sabes? Ni Shiva ni Parvathi, ni la Humanidad ni su veneno, ni el amor ni la compasión son algo ajeno a ti, ni a mi. Ahora y aquí, la mágica y brutal Maha Shivaratri se está llevando a cabo, ahora y aquí, ahora y aquí, ahora y aquí…..¿ Para que esperar una noche especial? ¿ Para que depender de que una divinidad ajena a nosotros se decida a transmutar lo denso en amor? Ahora y aquí, podemos re-conocernos la divinidad que destruye, transmuta y transforma todo error y distorsión en nosotros. Justo ahora, está sucediendo ¿ Te das cuenta? Justo ahora, si te re-conoces en el Todo y la Unidad, todo error y distorsión es acogido y amado. No hay error ni pecado, salvo que le demos fuerza y vida para tomar cuerpo en nosotros. Solo amor siendo ahora y aquí. Solo eso basta. Ni perdón, ni expiación. Sólo re-conocerse la Fuente y desde esa pureza cristalina e inocente Ser. Y desde ese lugar estallar en una tremenda y sonora carcajada, derramar lágrimas de puro deleite. Dejarse tocar, transformar y vivir por esa misteriosa fuerza llamada Vida. Abandonarse confiadamente a Eso.

Luna Nueva en Acuario y eclipse solar parcial. Se apagan las luces, nos quedamos a oscuras, sin referencias, sin poder agarrarnos a nada. "¡Socorro! " Grita el ego desde la mente despótica y tirana, no por soberanía ni legitimidad, sino por miedo. "¡ Socorro!" En la oscuridad desaparece toda imagen conocida. En la oscuridad no vemos con el ojo ordinario. En la oscuridad la imaginación toma las riendas. En la oscuridad ni tan siquiera la imaginación puede recurrir a imágenes usadas. En la negra oscuridad de hoy, se fundieron los "plomos" de una luz que en realidad no es luz. En la negra y fértil oscuridad de hoy, si queremos, vamos a conocer la Luz real, la única.

Y ¿ Sabes? Sólo en la oscuridad más negra y húmeda la semilla rompe el cascarón para germinar , crecer, dar frutos. Y todo eso se da ahora y aquí, porque en la oscura oscuridad de hoy, no hay tiempo ni ley. Ahora y aquí es el tiempo eterno, y esa es la única ley verdadera. Sólo en la oscuridad más negra, la semilla humilde se sueña a ella misma y en su pequeñez se sabe grande y abundante. 

¿ Te apetece saberte semilla ? En realidad, hoy eso, no es cuestión de apetencias. Hoy, sí o sí, eres semilla en la oscuridad o de lo contrario te vas a morir del susto. Hoy ahondemos en la oscuridad, borremos toda imagen de lo conocido, decidamos desapegarnos de toda referencia, aceptemos el desafío de ir más allá de toda imagen sabida, palabra pronunciada, vayamos más allá de toda referencia y desde ese lugar de absoluto vacío, negro e insondable abismo, permitamos que lo desconocido empiece a tomar cuerpo en la semilla de luz que somos. ¿ Cómo soñar lo que no sabemos que existe? Hoy es el día de hacerlo, de lo contrario, la falta de referencias, el no saber donde agarrase lo único que traen es miedo, incertidumbre, duda y confusión. ¿ Y si resulta que nos hemos conformado en vivir en un sucedáneo de Edén que hemos aceptado por miedo y tibieza? ¿Y si resulta que un día nos quedamos tan dormidos que en nuestro sopor pensamos que el denso sueño es la realidad, que no hay otra? ¿ Y si resulta que podemos decidir y crear tantos sueños y realidades como soberanamente escojamos? Elevarse por encima de todo lo conocido, y desde ese mágico lugar sin referencias ser niños de nuevo, inocentes y juguetones, creando realidades desde la risa de saberse amados.

Hoy en la oscuridad de un dia sin Sol ni Luna, nos podemos re-conocer semillas y en la aparente pequeñez sabernos incomensurablemente enormes, magníficos y abundantes. Desde la humilde y oscura morada sabernos omnipotentes por que la Vida así nos quiere, porque nos sabemos la Vida. Sin miedo, morirnos a la forma, humildemente dejarnos germinar, crecer, romper la dura crostra de la tierra y alzarnos brillantes y resueltos, mostrarnos abiertamente, hundiendo nuestras raices en el misterio y alzando nuestras ramas en lo alto, ofreciendo nuestros frutos a todos, generosamente. 

Sabernos semillas, en la oscuridad y  la soledad, saber que el trabajo no lo va a hacer nadie por nosotros, más que nada porque no hay trabajo que hacer, sino dejarse hacer y en esa aparente soledad, saberse acompañado de infinitas semillas que se sueñan a sí mismas y juntas crear un gran bosque, o una pradera, o un huerto…..¿ Sabes ? Hoy es un día para dejar de mirarse el ombligo y saber que formamos parte de un proyecto mayor, llamado Humanidad, un proyecto común y como una diminuta célula, saber y reconocer que somos necesarios para conformar un cuerpo que nos trasciende. 

Hoy yo me sueño a mi misma y decido aceptar el reto, hacer conocido lo desconocido.

Hoy yo soy Omnipotente, desde mi humilde y oscura realidad.

Dejar un comentario

    Favor de o registro para enviar.

    Agregar comentario