Sed de luz

” ¿ Cómo puede ser que esta parra haya crecido tanto en menos de un año? Ha crecido cinco veces más de su tamaño original…”, me preguntaba mientras la miraba. ” En cambio, la otra ha crecido, pero en comparación no tanto como esta…”.

El verano pasado compramos dos parras, idénticas de tamaño. Las plantamos el mismo día, una en un rincón del jardín, en un lugar privilegiado  donde da el sol y está protegida . La otra, en el gallinero, la hemos tenido que proteger con una malla de alambre para que no se la coman las gallinas, además está bajo una tela negra que las protege del sol. La idea es, que tanto una como la otra crezcan y hagan sombra. Adivina cuál es la parra que ha crecido más: la del gallinero. La que tiene aparentemente las condiciones más adversas, el espacio más feo y sombrío en comparación a la otra. Y precisamente este, ha sido el motivo por el cual ha crecido tanto. La mayor parte del día está bajo la sombra y sus “ganas de luz” han hecho que crezca más allá de toda expectativa.

A menudo queremos que nuestras vidas sean un escenario de confort y perpetúa felicidad. Huimos, escapamos o evitamos el dolor o todo aquello que no es placentero, somos especialistas en manipular y maquillar la realidad para que nos resulte agradable , evadimos todo el que etiquetamos de “no bueno”. Negociamos o nos peleamos con nuestras realidades y se nos escapa un hecho. El único propósito de nuestras vidas es amar y servir. Amar es sentirnos completos, abrazar todo aquello que la vida nos trae sin excepción. Servir, es poner este amor en acción, para los demás y para la vida. Nada más que esto.

La parra del gallinero es un ejemplo de amor y servicio. Acepta de forma total su realidad, se arraiga profundamente en ella y hace de ello el  combustible de su crecimiento, aceptando la oscuridad, encuentra la luz y gracias a esto, el año que viene ya hará sombra. En cambio la otra, aparentemente lo tiene todo, está protegida, está muy cómoda y tiene tanta luz como quiere… ¿ para que crecer ?

Amor y servicio.

Y tú, ¿ de que forma pones el amor al servicio de la vida?

Dejar un comentario

    Favor de o registro para enviar.

    Agregar comentario