Reflexiones Kundalineras: Meditando en Yogui Bhajan

Ong Namo Guru Dev Namo…Ong Namo Guru Dev Namo…Ong Namo Guru Dev Namo…¿ A qué tu mente no ha entendido nada? Afortunadamente. He vibrado y tecleado simultáneamente pura vibración, sonido, luz y patrones geométricos más allá de la comprensión mental. ¿ Para qué ? Para crear un conexión. ¿ Con qué o con quien ? Con una fuerza sin forma, con el poder de la fuerza creativa de la Vida. Yo saludo humildemente, me postro ante esta Creatividad que me transporta de la oscuridad o ignorancia, a la Luz o Consciencia a través de lo sutil.  Ahora, con  esta conexión, yo no soy poderosa, afirmo que soy un canal disponible de la Potencia Creativa Original. Yo Soy Fuerza Creativa. En fin….que las palabras lo único que hacen es enredar. Me quedo con la vibración del mantra, es pura, neutra y sin emoción, como el espíritu. 

Hace más de una década que practico a diario Kundalini Yoga, y hace más de una década que lo enseño, lo comparto, lo muestro. ¿ Cómo ocurrió ? Ni idea, nunca tuve esta intención. Yo era una madre de cinco hijos que ejercía de abogada y de profesora de Derecho con un gran deseo o inspiración de trascendencia. Un día, no por que quise, sino por que ocurrió, apareció el Yoga, sin etiquetas: Yoga. Más adelante descubrí que uno me estiraba y me sentaba bien, Hatha Yoga y el otro me ponía las pilas, me confrontaba, cabreaba y lo amaba, Kundalini Yoga. Me quedé con los dos, profundicé en los dos, aunque hice de mi practica diaria la tecnología de Kundalini Yoga. Estudié, leí, aprendí, me formé, y sobretodo practiqué, medité, practico y medito, lo enseño y lo comparto. Uno de los grandes pilares de mi modo de vida es Kundalini Yoga, ya no  los juzgados. Ocurrió así, tal y como Yogui Bhajan decía, ser profesor de kundalini no es una llamada, simplemente ocurre. Tal cual. 

Me atrapó, enamoró, fascinó, adoré y amo a Yogui Bhajan, el maestro barbudo, a veces sonriente otras malcarado, que vino de la India transformar las mentes cerradas de los occidentales. Con sus discursos confrontadores, a veces indescifrables, con su acento indio, sus propuestas yóguicas raras, meditaciones duras, mantras que abren el corazón de para en par. Yogui Bhajan con su radiancia, coraje, compasión me atrapó para siempre con su famosa frase: " No he venido a coleccionar discípulos, sino a formar Maestros". Me lo creí, firmemente, profundamente con todo mi cuerpo. Yo Soy Maestra para liderar la incipiente Era de Acuario. Yo Soy. Ayer meditando en eso, tuve un "Eureka, ostras, no lo había considerado desde este punto de vista", se me apareció su imagen, sonriendo, riéndose a carcajadas con mirada pícara, traviesa. " Jajajajajajajajajajaja!", llámame frikie, pero cierto es que tengo una relación muy especial con este Ser. A ver si me explico bien y no hago de eso un tostón o una paja mental. 

Veamos el eje en el cual la Era de  Acuario está involucrada, ¿ Cual es la ecuación ? Acuario/ Leo, en este planeta Tierra, las energías se experimentan desde la polaridad complementaria, no son opuestas, aunque aparentemente así se muestran. En un extremo del eje tenemos Acuario, la energía de la Era que inicia, en el otro extremo del eje tenemos a Leo, su opuesta complementaria. No podemos ingresar en la Nueva Era sin tener en cuenta ambas energías o polaridades. ¿ Por qué ? Imagina, Leo es el Sol, Acuario los Planetas orbitando a su alrededor. Ambos son requeridos. Si suprimimos al Sol, tenemos un montón de planetas girando sin centro, como autómatas. Si quitamos a los Planetas, tenemos a un Sol engreído sintiéndose el amo del Universo. Para integrar coherentemente, armónicamente y saludablemente la energía Acuariana, necesariamente hay que integrar a Leo. ¿ Qué es Leo ? El rey, la reina, soberano, auto-referenciado, auto-sostenido, liderando desde el corazón, servidor humilde de la fuerza creativa de la Vida, auto-expresivo, creativo, el héroe que inicia el viaje del alma. 

Y aquí es dónde entra la frase de Yogui Bhajan, a eso se refería él cuando afirmó que venía a formar Maestros, es decir, Reyes, Reinas, soberanos, anclados en el corazón y auto-expresivos, libres, auto-responsables, es decir, seres que integran energía Leo. No en vano, el nombre espiritual lleva siempre Singh o Kaur, Rey, Reina. Nos dio las herramientas y añadió " Vengo de un linaje y les dejo un legado. Conmigo acaba el linaje, dejen un legado", cada cual deje su legado en coherencia con la resonancia de su corazón, puro, libre, auto-referenciado, soberano en profunda conexión con el Espíritu y la fuerza de la Vida. Ek Ong Kar, Sat Nam, Karta Purkh, Nirbhao, Nirvair, Akal Moorat, Ajooni, Sai Bhang, Gur Prasad, Jaap, Ad Such, Jugad Such, Hai Bi Such, Nanak Hosi Bhi Such. A través de esta vibración, el Mool Mantra nos dio la llave que abre la jaula, afirmarmando que hay un Sólo Creador y Hacedor, que esta es nuestra identidad o semilla y la de toda la creación y por ello, al ser todos Uno, no hay ni miedo, ni competencia ni luchas de poder, ni codicia, ni envidia ni venganza, porque esta fuerza de la Vida, no nació y al no haber nacido, tampoco morirá, es una gracia, auto-sostenida en ella misma. Meditar en esa Verdad que ha perdurado a través de las Eras, los tiempos, las estaciones y que está viva ahora y aquí, nos abre la puerta hacia la Libertad y nos convierte en Maestros Soberanos, Reyes y Reinas que integran, canalizan, reconocen la energía Leo, líderes desde el corazón. Y desde esta libertad, responsabilidad y coraje ingresamos de forma natural a la tan anhelada Era Acuariana y entregamos libremente, cada uno el resultado de su particular y única , autoexprexión creativa.

Leo es el hijo que le dice a sus padres " Papá, Mamá, gracias por la Vida que me habéis entregado, haré con ella cosas grandes, desde mi libertad y gratitud", entonces se gira y empieza a caminar hacia adelante, sintiendo a su espalda la fuerza de los padres y su bendición, camina hacia delante para experimentar la vida y entregar los frutos de su creatividad al Mundo y la Humanidad, Acuario. Yogui Bhajan quiso que viviéramos el Mool Mantra, vibración raíz y desde esta profunda raíz en el Ser, fuéramos los nuevos Reyes y Reinas que lideran la Nueva Era. El desafío no es tanto cantar el Mool Mantra, sino integrarlo y vivirlo. En cierto modo Yogui Bhajan nos dijo" Amigos, así funciona la energía en el Universo, ustedes son canales de dicha energía que se mueve mediante estos patrones geométricos de luz y sonido, conciencia y materia. Úsenla, disfrútenla, sean libres, Reyes y Reinas, amen y hagan lo que quieran. Sat Nam. Esa es su verdadera vibración. Semilla de su Ser, perfecto, original y puro. Aquí les comparto una serie de técnicas que funcionan, experimenten, compartan, libérense y sean agentes de cambio. Esta tecnología que les entrego  no es mía, ni tampoco suya. Es eterna, como la Vida misma. Dispongan de ella libre y agradecidamente. Ustedes como yo, son sus servidores."



¿ Qué ocurrió entonces ? Entendimos Maestro de forma literal, " persona que enseña Yoga como lo enseñó Yogui Bhajan en una aula, encima de una esterilla, previa certificación formación, examen, pago de royalties y un largo etcétera debidamente registrado y custodiado por unos pocos", otra religión, ni más ni menos. El Yoga no es algo que se enseña en ninguna aula, es una relación, un estado interno que se vive, se comparte soberana y libremente en todo momento y cualquier sitio. Si  tu propósito del Alma es enseñar técnicas de yoga en una aula, que para nada es Yoga, la Vida te lo mostrará y ocurrirá, te guste o no, entonces, por respeto y responsabilidad ya te espabilarás para dar lo mejor de ti y no romper el espinazo de tus alumnos y confundirlos con mensajes poco coherentes. Te formarás, no sólo en técnicas de Yoga, sino en todas aquellas disciplinas que te permitan entender de forma real y no intelectual la energía, la vibración, la conciencia, la luz, el sonido y la materia en conexión con la Fuente Original. Hemos vaciando de contenido el verdadero mensaje, como solemos hacer los humanos con los mensajes de los Grandes Maestros, por miedo a la libertad, básicamente, y allí donde había poderosas herramientas y grandes autoiniciaciones, obedecemos meros formalismos ritualisticos. Nos hemos fijado más en el linaje que en el legado, y hemos empezado a orbitar sin centro alrededor de unas interpretaciones basadas en el miedo, nos hemos apegado a las palabras literales de Yogui Bhajan, las hemos vaciado, codificado y registrado,  estamos ciegamente apegados a Él y no lo "dejamos ir", obedecemos sin pasarlo por el filtro de nuestra libertad, gratitud o soberanía. " Medita tanto rato, vístete de esta forma, come esto, no comas lo otro, ten relaciones sexuales de este modo, se bueno Wahe Gurú, abracémonos todos hermanos! Ojo si no me pagas el Royalty o pasas el examen…".  Desde el apego a una imagen, Maestro o Verdad por más grandiosa que sea, no hay libertad y sin libertad tampoco hay creatividad. Sin creatividad ni libertad uno no puede ingresar en la Era de Acuario, sino que sigue confortable en el Útero, Cáncer. Yogui Bhajan nos animó a salir del cómodo Útero, no a apegarnos todavía más a él.


¿ Sabes que la energía Acuariana es transgresora, rebelde, rompedora del Status Quo, visionaria, creadora y arquitecta de nuevos mundos?  Claro que aquí, hay  que ser responsables de la libertad que se nos da junto a la Vida, la energía Acuariana se polariza muy fácilmente., por miedo a la Libertad. Rebeldes sin estructura, nos vuelve esclavos de nuestra propia rebeldía, arrogantes por creernos poseedores de la verdad. Obedientes por miedo, nos mantiene orbitando sin centro alrededor de una verdad prestada. Ni obedientes, ni rebeldes.  Entonces, ¿ qué? ¿ Dónde está el centro de equilibrio ? En el corazón, es decir Leo. Lo que Yogui Bhajan vino a transmitirnos, ni más ni menos. Ojo, no en el Amor polarizado que nos hace abrazar a todo bicho viviente mientras recitamos Sat Nam, como si nos hubiéramos tomado un kilo de azúcar, me refiero a otro tipo de Amor. Leo es rey, reina, puro y humilde  de corazón, canal disponible de la Energía Creativa, autoexpresivo, autosostenido, agradecido, conectado a la Fuente de Vida. No busca el reconocimiento, ni la aprobación, ni que lo miren con buenos ojos, simplemente es el Rey, la Reina, lo sabe y se entrega libremente, como un niño, desde la pureza a la experiencia de la creatividad, desde su unicidad. ¿ Te imaginas todos individualmente siendo soberanos ? Cada cual orbitando alrededor de su Sol Interno. Ong So Hung, Energía Creativa, Yo Soy Tú.

El Sol, en la Era de Acuario, pasa de estar a fuera a habitar dentro, la Verdad pasa de de ser prestada a ser interna. 

Que el Eterno Sol te Ilumnie, el Amor te rodee y la Luz pura interior Guie tu Camino.

Dejar un comentario

    Favor de o registro para enviar.

    Agregar comentario