Pascua, "the work"...tú eliges.


Hoy, en vísperas de Semana Santa, seguiré saliendo del armario. Lo hago lentamente, como quien hace un strepsease, no se si por pudor o por respeto. Lo importante es seguir haciéndolo y si es posible, inspirarte a que lo hagas tú también. A pesar de que soy profesora de yoga, practico meditación a diario, aplico un montón de técnicas y disciplinas terapéuticas y de sanación de "moda", vamos, la típica "new age" al uso, mis raíces son muy antiguas y son las que me dan el empuje, el rigor, el respeto y el amor para seguir dando o mejor de mi a cada instante. 

Todo empezó el día que escogí a mi madre como madre, " Todo lo que necesites saber, cualquier repuesta que busques la encontrarás en la Bíblia!", me decía siempre que tenía ocasión. " Que rabia! No se puede ser más ñoña…", pensaba en pleno ataque de rebeldía, una actitud que tenía como fin , tarde o temprano, desmoronarse en mi interior ya que además de la rebelde también albergaba otras voces " Por más rabia que me de, los cristianos tienen algo que yo quiero para mi….ese creer sin ver, esa devoción, paz…en definitiva, la Fe…eso es bueno seguro". De la mano de mi rebeldía y mi misticismo, hace mucho tiempo, el siglo pasado, me hice con una Bíblia, " Me la voy a leer entera, a ver que me dice a mi, voy a ir un poco más allá, me voy a atrever a pasar el umbral, voy a desafiar la rebeldía que no es más que miedo...quiero integrar mis raíces, hacer las paces, más allá de las atrocidades del ser humano en nombre de la apropiación de un concepto de Dios seguro que hay una Verdad que aguarda....y seguro que es buena". No te imaginas lo que esa lectura me hizo sentir, el amor en cada palabra, el significado que se oculta tras cada frase, el simbolismo escondido para quien tenga ojos para ver y oídos para escuchar…porque claro, no pretendas leer la Bíblia con tu hemisferio izquierdo prendido porque no vas a entender nada, te aviso. Empecé a tirar del hilo, iba a clases de Bíblia en el convento de Franciscanos de mi pueblo dando un toque de juventud a la clase repleta de beatas, abuelas entrañables, monjas….era un espacio precioso para mi. 

Pues como decía, fui tirando del hilo, leyendo, mariposeando de una lectura a otra, indagando, profundizando y sobretodo, meditando y rezando. Sí, sí orando, no hay poder más increíble que la fuerza de la plegaria hecha desde el corazón. Imágenes internas de Jesús, María, Magdalena, visiones de tierras lejanas, la pasión, el amor y la compasión, poquito a poco han ido haciendo mella en mi corazón todavía duro. Sé que mi camino es el camino del Cristo, porque no nos equivoquemos , Cristo es a lo que todos estamos llamados a integrar, el Amor y la Verdad que nos libera de la esclavitud del personaje que tan obstinadamente hemos creado y en el que nos hemos confundido. Sigo enseñando yoga, meditación y aplicando terapias nuevas y revolucionarias, sabiendo que se nutren de esas raíces tan antiguas, como el mundo, como tú. 

Para muchos, Semana Santa es un periodo de vacaciones, un alto en el camino, ocasión para ir de viaje, a la playa, reír y divertirse, y a mi me encantaría ofrecerte otro significado, otro matiz en el cual meditar estos días para que puedas, si lo eliges, desprenderte un poco más de la identificación con ese personaje que llevas a cuestas, y porque negarlo, te hace sufrir. Ojo! Y puedes seguir viajando, riendo, descansando, una cosa no quita la otra, la consciencia no implica fustigarse ni maltratarse, sino todo lo contrario.

Pascua, significa "salto", " paso", y si hablamos de saltar o pasar implica movimiento, ir de A a B, salir de un estado, para experimentar otro distinto. Desde esta increíble sabiduría eterna, la propuesta es hacerlo en tres etapas, para que el salto no sea fruto del atolondramiento, el entusiasmo exacerbado y vacío, sino de Amor hacia ti mismo y a tu Verdad, que no es lo mismo que tus certezas.

Paso número uno: Crucifixión. ¿ A quien o a qué ponemos en la cruz? ¿ Qué debe morir ? ¿ Qué debemos sacrificar, hacer sagrado, entregar y disolver? ¿ Qué aspecto del ego, del personaje, de la máscara que oculta tu Alma debe morir ? Incluso, ¿ Por qué no poner en la cruz el significado aterrador que albergas sobre la muerte ? 

Paso número dos: Resurrección. ¿ Qué aspecto de tu Alma debe ser resucitado ? ¿ Qué fragmento de tu Ser siente la llamada a re-vivir? ¿ Qué trocito de tu corazón puja por salir a la luz? Recordar, remembrar, integrar….¿ Que talento o tesoro escondes que le llegó el momento de ver la Vida? 

Paso número tres e inevitable: Ascensión. Una vez entregado al personaje, ( crucificado al ego ), dado espacio al Alma ( resucitado al Ser), es inevitable que tu vida pase a una octava superior, es decir asciendas un escalón más en tu evolución espiritual. ¿ Acaso no es a eso que hemos venido a hacer? Algo más que nacer, vivir, reproducirnos y morir, como el anuncio de las cucarachas....Ascender es lo que añoras, anhelas y por lo cual vives aunque a veces se nos olvida. Pero antes de ascender....crucificar, resucitar...

De una forma humilde la Pascua, y sin ir más lejos la propia naturaleza, la primavera es una invitación a hacer este trabajo consciente, a volverse más transparentes, para que debajo la piel ópaca de nuestra máscara, pueda vislumbrarse nuestra luz, es decir nos volvamos más cristalinos, en definitiva, demos la bienvenidos a nuestro Cristo interno. 

Os deseo que le deis amablemente vacaciones a vuestro personaje y acojáis amorosamente a vuestro Ser. Sin preguntas, ni dudas, ni juicios, ni opiniones y como decía mi abuela " Que Dios haga más que nosotros".

Dejar un comentario

    Favor de o registro para enviar.

    Agregar comentario