Luna Nueva en Libra. Separados hasta que la muerte nos una.

" Juntos hasta que la muerte nos separe", y así nos ha ido y nos va en las relaciones. En esta Luna Nueva en Libra de hoy cambiaría la frase por ésta, " Separados, hasta que la muerte nos una", quizá así nos relacionaríamos de una forma más auténtica, verdadera y amorosa. Me intento explicar. 

Libra nos habla de relaciones, armonía, equilibrio, belleza, diplomacia, matrimonio, asociaciones por nombrar algunas obviedades. Sin ir más lejos, Libra nos lleva a preguntarnos: " ¿ De qué forma me relaciono? ". Las relaciones son cosa de uno, el equilibrio, el balance, la belleza o la armonía no dependen del otro. El otro no existe. A fin de cuentas, nuestras relaciones solo nos hablan de como se relaciona el masculino y el femenino dentro nuestro. La realidad es un espejo muy fiel de nuestro universo interno. Las relaciones, como no, son el espejo más fiel e incómodo de como andamos interiormente. Si no re-conocemos, aceptamos y abrazamos la totalidad de nuestro Ser, con su luz y con su sombra, las relaciones se convierten en una especie de juego de espejos, un caleidoscopio con una visión sesgada, incompleta e distorsionada del otro, y de nosotros. " Es que mi marido no es nada cariñoso…mi mujer es una arpía…mi jefe es autoritario…mi vecina una cotilla….". Por eso, vivimos "separados", parapetados en nuestra propia máscara, identificados en nuestra personalidad que hemos construido minuciosa e inconscientemente para sobrevivir en el mundo que hemos creado al servicio del miedo. Vivimos totalmente separados por nuestros sistemas de creencias que crean realidades que sólo existen en nuestras mentes olvidadizas. Vivimos separados, esclavos de nuestra identificación en lo que "no somos", nuestros relatos, profesiones, títulos, diplomas, autobiografía. Vivimos en la ficción de estar unidos, pero ¿En cuantas ocasiones nos hemos sentido solos en medio de una multitud, desamparados e incomprendidos en una relación?. 

Aceptemos el hecho que en estos últimos milenios ha habido exceso de energía masculina que se ha anclado en un polo muy distorsionado y exagerado. Este exceso de testosterona y Marte se ha manifestado de diversos modos. Por un lado el autoritarismo, la arbitrariedad, la violencia, la confrontación, el ataque, el abuso de poder. Por el otro el paternalismo, la condescendencia, la displicencia, el "ya te avisé", el " es por tu bien". La agresividad marcial se manifiesta abiertamente u oculta, pero siempre , la misma energía. Toca acoger y dar la bienvenida a la "no invitada", la "exiliada", la " menospreciada" energía femenina para que el tan anhelado equilibrio, belleza, armonía y Amor se hagan carne. Bajar el Cielo a la Tierra y ascender la Tierra al Cielo en la eterna Danza que subjace a pesar del caos, la destrucción y el aparente odio. 

En esta Luna Nueva en Libra apostemos por el " Separados hasta que la muerte nos una". ¿ Qué muere ? ¿ Quien muere ? En esta lunación, Jupiter y Mercurio en Escorpio se avanzan al Sol y la Luna en Libra. Hoy podemos morir plácidamente a la "no verdad de nuestro ser", penetrar en la oscuridad de nuestro "sótano interno" para que la verdad aflore. La luz es más brillante en las tinieblas oscuras. Morir al "personaje" que hemos construido para renacer al ser que somos es lo que verdaderamente nos puede unir al otro, y no solo al otro, sino a nosotros mismos. Morir por amor al Amor, es lo único que puede hacer florecer el Amor. Morir, en definitiva, al pasado, a lo viejo para permitir la Vida fluir y lo nuevo llegar. De lo contrario vivimos narcotizados y resignados entre la neblina de un amor romántico y dual que no es más que una proyección muy débil de lo que es el amor real. 

Admitámoslo, nos da pavor morir. La palabra muerte produce todo tipo de reacciones, pero preguntémonos " ¿ Quien tiene miedo?". El personaje creado por el Ego está "cagado de miedo" ante su inminente desaparición , en su vanidad, cree que "todo" desaparece si él muere. En cambio el Ser sonríe plácido y amoroso, sabiendo que es eterno, hijo de Dios, creador, creado y Creación a la vez, sin separación. 

" Juntos, gracias a la muerte, que nos une". En estos últimos tiempos, la realidad que vivimos nos duele, nos duele mucho, nos mueve y remueve. En realidad no duele lo que vemos que aflora nítido y claro, lo que en realidad duele es darnos cuenta la mentira en la que hemos vivido, la normalización  del horror que permanecía oculto. Es como cuando de repente, cesa el ruidito de la nevera y nos preguntamos " ¿ Pero cómo es posible que soportara este ruido?"

Estamos escribiendo un nuevo relato que hará historia, una nueva forma de relacionarnos, más auténtica, libre y amorosa. Urano forma parte importante de la ecuación del mapa celeste de hoy. Urano es la esperanza de un mundo mejor, más justo, equitativo, Urano es incómodo porque rompe con el "status quo", es la revolución, el genio y la creatividad. En síntesis, Urano es la libertad. Urano es lo nuevo. Urano es un grano en el culo, que empuja a ponernos en pie, dignos y libres para caminar, con la mirada en el horizonte. Y para que lo nuevo, que recordemos, es desconocido, llegue, lo viejo debe morir. Para que llegue lo nuevo se necesitan grandes dosis de confianza, y sigamos recordando, lo Nuevo, lo Desconocido viene de Dios, lo viejo o conocido es creación del Ego. ¿Vivimos como hijos de Dios o creamos a Dios a nuestra imagen y semejanza y somos esclavos del miedo? Todos decimos amar lo nuevo, y cuando éste muestra su patita por debajo de la puerta, nos acobardamos y refugiamos en el Imperio de la Ley escrita, lo viejo, lo que nos da seguridad. ¿ A quien ? El Ego siempre necesita la seguridad de las normas escritas. El Ser, la Vida es ahora y aquí, la espontaneidad, la vibrante eclosión de Vida que se abre paso sí o sí. Vivir en el pasado, en lo viejo, en lo escrito es vivir muertos, la muerte en vida. Permitir lo nuevo, lo desconocido es Vivir en la Totalidad. 

Puede que en esta lunación sintamos la sed de libertad, la voracidad de libertad que tironea nuestra Alma, por un lado y el miedo al vacío desconocido que ancla nuestro Ego. 

Preguntémonos hoy cuan libres somos en las relaciones. Preguntémonos hoy , cuan esclavos, subordinados o sometidos somos en las relaciones. Ante la energía transpersonal de Urano poco podemos hacer, sino fluir y confiar y en todo caso, viajar a su polo complementario, Leo para preguntarnos. ¿ Cuan soberano de mi mismo soy ? ¿ Cuan creativo me vivo? ¿ Cuanto corazón pongo en todo lo que pienso, digo y hago?. Libres, responsables y sin excusas. Sólo así podemos entre todos crear el mundo que merecemos. 

Libra aborrece el conflicto, la guerra, la confrontación y puede perderse en el deseo del otro, creando, paradójicamente un conflicto todavía mayor, el conflicto interno. Urano, hoy, espolea a la plácida Luna en Libra a ir más allá de la complacencia, para complacernos a nosotros mismos desde nuestros genuinos y soberanos deseos de nuestro corazón, libre, indómito, vibrante y lleno de vida. 

Inhalemos, exhalemos, inhalemos, exhalemos que en esta eterna y humilde danza de la respiración, encontraremos, si queremos, todas las respuestas, hasta que por fin, desaparezcan las preguntas, la duda y el miedo.

Dejar un comentario

    Favor de o registro para enviar.

    Agregar comentario