Luna Nueva en Escorpio: en el Laberinto


" A mi me da que se va a liberar algo gordo", me comentó una amiga, psicóloga y también astróloga con la que comí ayer. 

Así lo siento yo, y no sólo lo siento sino que lo necesitamos. Que se libere, que se rompa, que se caiga lo que se tenga que caer, se disuelva lo que ya no tiene sentido para que emerja un nuevo orden, para que resucitemos todos en nuestro Ser real. Pero claro, para que sea liberado algo, previamente debe concentrarse, y hay que pasar por el estrecho, oscuro y ¿ peligroso? canal del parto. Antes de ir a Sagitario, hay que pasar por Escorpio. Antes de ir a la Luz, transitamos la oscuridad. Porque no hay Vida sin Muerte, ni Muerte sin Vida, porque Nada muere, Todo Vive eternamente. Bienvenidos al mundo Escorpio. Y en esta Luna Nueva,  por partida doble ( Sol/Luna), bien triple si le añadimos a Mercurio. 

Venimos de Libra donde el  y el Yo se encuentran y crean un bello equilibrio. El/ Ella, Yin/Yang, Marte/ Venus. " Te amo, eres tan linda…salgamos y divertámonos…la vida es bella…vámonos de fiesta…invítame a cenar…ponte guapa…¿ Qué hacemos mi amor?…Lo que tu quieras Tesoro…No, no, lo que quieras tu….No, tonto, decide tu…no tu…¿ bailas?…". Tu/ Yo en algún momento salen de Libra, el viaje del héroe continua, nos guste o no. Pues cuando Tu y Yo salen de Libra y entran en Escorpio, se convierten en Nosotros. Tachán! Feliz viaje Escorpio! En el mundo Escorpio "Nosotros" es una entidad en la que Tu y Yo desaparece, lo mío y lo tuyo, se funden en lo nuestro, en lo que Compartimos. ¿ Qué compartimos? Básicamente Energía. Todo es Energía. ¿ Concreto un poco? Sexo, dinero, poder. Tu y Yo mueren, para nacer a una nueva Realidad del Ser. Escorpio nos habla de Poder. En Escorpio entramos en el mundo subterráneo, como Perséfone, somos raptados por el Dios del Inframundo para morir al viejo Yo y resurgir al nuevo Ser. Escorpio nos pide que transitemos la oscuridad, el misterio, lo tabú, la sombra, lo prohibido, nos lleva sí o sí a conocer las turbulencias de un mundo emocional complejo, intrincado y muy real. Escorpio es la Verdad desnuda de todo ornamentación y floritura. Escorpio nos habla de la crudeza de la muerte y de la Vida. Escorpio es despiadado. Escorpio es compasivo como Durga, que mata por Amor. La Diosa que fulmina por compasión, no por odio. 

Cuando Escorpio entra en el miedo, acumula energía, acumula, acumula y no suelta. Cuanta más energía acumule,  ( dile dinero, sexo, intrigas, información …), más poderoso se siente, y cuanto más poderoso se siente, más miedo tiene y cuanto más miedo, más hambre de poder. Y lentamente, en la oscuridad, Poder y Miedo se retro alimentan. Se polarizan. Y en esa lucha de poder, por miedo a la vulnerabilidad, por miedo a perder han ido creando el mundo en el que vivimos. Un mundo que no nos gusta, en el que coexisten: el Super Macro Omnipotente Abusador, en el formato que sea, y el Súper Micro Impotente Minundi, en el formato que sea. Y el abismo cada vez es más grande, insondable, terrorífico. 

Con tanto juego de poder, en Escorpio hay un peligro, y movidos por el miedo y la ignorancia afirmemos " Que poderoso soy!" o " Que impotente me siento!". Escorpio olvida un detalle, un matiz que hace la gran diferencia. Nosotros no somos poderosos, lo único que es realmente poderoso, y ni tampoco eso, es la Vida. La potencia de la Vida. Si tuviera que escoger un buen titular para Escorpio sería este: Canal de la Pontencia de la Vida. Vida en mayúsculas, en abundancia, eterna. La Energía no se destruye, cambia de forma. ¿ Lo habías oído antes? Pues es, la Vida no se termina, cambia de forma. Escorpio es transformación. 


¿ Te gustan los árboles ? A mi me encantan, robustos, centenarios a ser posible, con amplias y elevadas ramas que busquen la luz y hagan una buena sombra.Para ello, necesitan unas buenas raíces, buenas y profundas raíces. Y que yo sepa, las raíces vana lo profundo, hacia dentro, hondo, oscuro misterio del interior de la tierra y gracias a esa profundidad y oscuridad, el árbol se eleva majestuoso hacia lo alto, hacia la luz. Escorpio escarba en lo hondo, como una raíz. Escorpio es radical, de raíz. O todo o nada. Amor u odio. Vida o muerte. No hay elección. Todo, que es lo mismo que Nada. Los pares de opuestos se cortan de raíz, la paradoja se funde , y se produce la alquimia, el resurgimiento de algo que ni tan siquiera me atreví a imaginar. 

Escorpio concentra, acumula, retiene hasta que finalmente….. 

Buuuffff……Vida! Vida en abundancia! Cuando finalmente Escorpio tiene el coraje de abrir su mano y liberar aquello que había acumulado la Vida brota como un manantial de agua pura. 

¿ Qué debe morir en mi ? ¿ Qué está llamado a ser transformado en esta Luna Nueva? ¿ Qué patrones de pensamiento, acondicionamientos, sistema de creencias deben ser eliminados de raíz? ¿ Que partes de mi misma gritan ser integradas en la Gran Potencia de la Vida? 

La imagen que mi mente Escorpiónica evoca para esta Luna Nueva, que además casi cae en la Noche de los Muertos, ( menuda sincronía), es la de una Gran Diosa sin Nombre, oscura, que devora todo aquello que no sea verdadero. Una Diosa que sólo busca una cosa, que la miremos a los ojos sin miedo, que podamos sostener la Verdad en esa mirada, que podamos cruzar el umbral del terror para descubrir la compasión en su rostro. Mirar a los ojos a esta Diosa es lo mismo que mirarnos en el espejo, como una raíz ir todavía más profundo, ahondar en el lodo de nuestra sombra, en las turbulencias de nuestras emociones más terribles y temidas, escudriñar nuestras fidelidades ocultas, los contratos ancestrales, entrar en las aguas oscuras y un poco estancadas de nuestra psique. Que reúnanos todo el coraje para quedarnos en el oscuro bosque, y en el laberinto cuando todo nos empuja a salir corriendo, a escapar, a gritar, a hundirnos en nuestras lamentaciones, esperemos un poco más, atentos, presentes, cruzando la delgada línea del miedo, una vez más…quietos, silencio…de pronto allí donde nunca hubiéramos pensado, aparece una señal que nos indica " por aquí, por aquí…".

Vivir la Oscura Noche del Alma no apetece, incomoda, asusta, da pereza, pero tarde o temprano la oscuridad nos envuelve para que tengamos sed de Luz. Y en la oscuridad no hay camino, sólo la sed nos guía " De noche, cuando la sombra de todo el mundo se junta. De noche cuando el camino huele a romera y a juncia, de noche iremos, de noche, sin la luna, iremos sin la luna, que para encontrar la fuente, sólo la sed nos alumbra" San Juan de la Cruz.  Y quizá, como Perséfone, contrayamos el matrimonio Sagrado con el Dios del Inframundo y decidamos pasar una buena temporadita allí, como Diosa de la Oscuridad, para renacer como una fresca Primavera. Por fin podemos salir del bucle de nuestro pensamiento neurótico asustado. Finalmente, Escorpio sale vencedor, el rey de la Oscuridad, se erige rey de la Luz. El guerrero que viene de la guerra, el héroe que ganó la batalla y sigue triunfante su camino a Sagitario. Como nos gusta Sagitario, la aventura, la luz, la sabiduría, viajar, la confianza en la vida….ojo, pasemos primero por la herida, por la oscura noche del alma, por el laberinto para que Sagitario no sea un optimismo hueco, un árbol sin raíz. Estamos llamados a completar el Viaje del Héroe, ha finalizar las tareas por más arduas que nos parezcan. El Viaje del Héroe sigue y no se detiene, o lo vivimos en nosotros o la proyectamos en el mundo. Conciencia o sufrimiento. ¿ Qué escogemos?

En esta Luna Nueva me voy a dejar devorar por La Diosa Oscura, que Durga mate aquellos aspectos en mi que me mantienen en la muerte y no en la Vida. Muramos Todos. Dejémonos morir, matar, aniquilar, fulminar en todas nuestras máscaras, miedos, disfraces, mentiras, ilusiones, falsedades. Renazcamos como el Fénix, más auténticos, amorosos, valientes. Muramos a la limitación y al pensamiento adecuado, social, condicionado, legislado, reglamentado. Ofrendamos a la Diosa Oscura sin Nombre todo aquello que nos impida manifestar el Dios Viviente en nosotros. 

El escenario está dispuesto para todos aquellos que en estos días reúnan el coraje de adentrarse en su propia oscuridad, transitar el miedo y la muerte. Los dos regentes de Escorpio, Plutón y Marte llevan un tiempo aliados en la casa de Capricornio, la casa de Papá, de los logros, el reconocimiento, la vida pública, las estructuras. Plutón va trabajando duro en los viejos y rígidos cimientos de las estructuras patriarcales que mataron la dulzura, la ternura y lo suave en pos de un mundo endurecido, competitivo y gobernado por el Miedo. Marte de la mano de Urano en Aries rompen y sacuden como un vendaval los mecanismos de control y el orden establecido. Se cargan, espero el status quo que lleva demasiados años atenazándonos con el miedo y la amenaza " Paga, paga, paga, trabaja, trabaja, trabaja…no sonrías, la vida es dura". 

Ei gente! Hagamos el trabajo, llevemos a cabo la tarea. Mejor por el discernimiento que por el sufrimiento. Utilicemos esta oportunidad para hacer el trabajo individual y tocar así el corazón de la Humanidad. Yo, que tengo un año Escorpio, ya te avisé, y mi Luna Tropical está también en este signo, sigo con mi cruzada. Digo no al miedo, digo Sí a la Vida con todas sus consecuencias. Cojo la espada y la pluma y me voy a Inspección de Trabajo, ahora. Digo no al abuso, a la vergüenza, digo sí a la dignidad, a la alegría. Digo no a la esclavitud y doy la bienvenida a la Libertad. 

Es hora de despertar de la ilusión, Neptuno se encarga y le dice a Venus y Saturno en Sagitario, " Ojo que no es oro todo lo que reluce, el amor es algo más que una película de Walt Disney, el amor verdadero empieza cuando el día de la boda llegas a casa y te quitas el vestido y velo de novia, te quedas desnuda. El Amor no tiene adornos, ni credos, ni dogmas ni adjetivos. El Amor es". Quizá estos días es una preciosa invitación para preguntarnos ¿ Qué es el Amor para mi? ¿ Qué me mantiene en mis relaciones, el Amor o el Miedo? 

Y al final de todo ello, podremos escribir una hermosa Oda a la Vida.

Todo está dispuesto para que así sea. Así Es.

Dejar un comentario

    Favor de o registro para enviar.

    Agregar comentario