Luna Nueva en Cáncer, nacer des-heredados.

"...Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas. Y dijo Dios: Sea la luz;  y fue la luz".

La vida es un eterno gestar-se, nacer-se, renacer-se, vivirse, morir-se, para volver a empezar, una y otra vez…Eternamente el Espíritu de Dios se mueve sobre la faz de las aguas. El soplo de vida inspira en nosotros para dar forma al caos, para concretar la Vida. Ahora y aquí. 

Pero ¿ Quien lo hace ? ¿Quien vive y quien muere? ¿ Quien lo relata o atestigua ? 

Luna Nueva en Cáncer. ¡Tanta energía en Cáncer hoy gestándose en al Gran Útero! En este Sagrado Lugar, también es un espacio para morir ¿ Quien muere ? ¿ Qué muere ? ¿ Acaso el nacimiento no es una muerte y la muerte otro nacimiento ? Surfear en la ciclicidad de la Vida es un arte y la única opción viable para rasgar el velo del miedo y la ignorancia.  Ir más allá del pecado original que no es otro que el olvido, la pérdida de memoria. Luna Nueva en Cáncer nos habla de memoria, memoria antigua, memoria del linaje, del clan, los ancestros. ¿ Cuantas fidelidades al clan nos mantienen vegetando en lugar de viviendo ? ¿ Cuantos votos o contratos no cancelados limitan nuestra libertad ? Quizá sea un buen momento para "hablar con nuestros ancestros" para agradecerles todo lo que nos mostraron y para informarles amorosamente que hemos decidido emprender nuestro propio camino, que sentimos la llamada del Héroe y estamos prontos a cruzar el umbral, que confiamos en el viaje y que no tememos los dragones o los cantos de sirena, que sabemos que en nuestro peregrinar encontraremos los mentores que necesitamos y que nuestro destino es volver al Hogar con el alma vivificada, la memoria de quien somos recuperada. Para emprender el Gran Viaje del Héroe que estamos llamados a realizar necesitamos ir ligeros de equipaje. Soltar lastre. ¿ Si no es ahora cuando ? 

Puede que esta Luna Nueva nos traiga el maravilloso regalo para dejarnos morir mientras nos gestamos. Morir a lo que no somos, a sistemas de creencias caducos, rigideces que se rompen y nos rompen, ataduras a hilos invisibles que nos mantienen inmóviles, fidelidades inconscientes al clan, apegos, memorias remotas, todo por la necesidad de pertenecer. ¿ A quien ? ¿ Donde está nuestra tribu ? ¿ Cual es nuestro linaje ? ¿ A qué familia pertenecemos ? 

¿ Te das cuenta que sólo buscamos la fuente cuando tenemos sed? Yo tengo sed, desde que nací. He buscado, me he adaptado y adoptado las mil formas por el afán de pertenecer, buscando la fuente equivocada, el reconocimiento fuera de mi. He aprendido que sólo puedo saciar mi sed, cuando yo misma encarno la Fuente. 

Entrar en el Gran Útero, esta tierna e ineludible invitación de esta Luna Nueva en Cáncer. En este sagrado lugar uno debe dejar las armas fuera, la espada, el escudo y la armadura no caben en este espacio de contención. Despojar-se, desnudar-se, des-hacer-se de todo lo que no es, para nacer de nuevo inocentes y vulnerables. Siendo Fuente, sin necesidad de aplacar nuestra sed con cualquier brebaje barato. 

El Útero es un lugar seguro, un espacio atemporal de fusión que añoramos. En cierto modo el Útero es el vacío. Que curioso, venimos de vacío y desde que encarnamos en este planeta elaboramos infinitas estrategias por miedo al vacío, sin saber conscientemente que el realidad lo que tenemos es nostalgia de este vacío del cual huimos, añoranza del Hogar. En esta Luna Nueva, quedémonos por un rato largo en este Útero Cósmico para dejar que el vacío se encargue de nosotros, que el soplo divino decida a qué quiere dar vida. Vaciémonos de la memoria estéril para para encarnar la palabra viva, la presencia, la vida en abundancia. Nutrámonos del confort del útero hasta que la vida nos empuje a nacer de nuevo, entonces démonos a luz valientes y enteros. Que la seguridad del estancamiento y el confort  no nos alejen del vértigo que podría cambiarlo todo. 

Que esta Luna Nueva sea semilla de un nuevo inicio en el que se forje una nueva identidad en nosotros. Que sea presagio de un nacimiento nuevo, de vuelta a la inocencia. Que sea augurio de un darnos a luz des-heredados, huérfanos de padre y madre para ser hijos de la Vida. 

Que esta Luna Nueva nos geste junto a la pregunta ¿ Quien soy en realidad ? ¿ Cual es mi familia real ? ¿ A quien pertenezco de verdad ? ¿ Por quien me dejo inspirar ? 

Que esta Luna nueva transforme el "yo creo" en " yo sé" y desde este saber toda nuestra Vida se organice amorosamente.

Dejar un comentario

    Favor de o registro para enviar.

    Agregar comentario