Luna Llena en Piscis, adiós a la sofisticación espiritual.

" Menuda olla me he hecho…. se me han saltado las lágrimas y como siga hablando acabaré llorando….es que no sé…no sé explicarlo…me he sentido como si fuera nada en medio de la inmensidad del Universo…es que he flipado….es que es muy grande….es que no sé como contarlo….Dios, es que se me saltan las lágrimas", Laia una de mis hijas tuvo un despertar, un antes y después en el Observatorio Astronómico del Montsec, bajo las estrellas, escuchando plácidamente un concierto de guitarra y voz.  " Te comprendo, normal que que no sepas explicarlo, no hay palabras. Solo a través de la poesía, el baile, el arte, la contemplación…sólo a través de lo sublime, lo exquisito, la sensibilidad se puede captar, más allá de las palabras", pensé. Laia no volverá a ser la misma. Laia, este sábado, empezaba a sentir los efectos de la Luna Llena en Piscis. 

El fin de semana hemos estado en el macizo del Montsec, Lleida. El cielo allí es espectacular, nítido, limpio de contaminación. Un cielo bordado de estrellas, planetas, constelaciones, bello y abrumador, misterioso y crudo, de una hermosura tan desnuda que algo se te mueve dentro aunque lleves la armadura y el escudo. En el Centro de observación del Universo puedes mirar los planetas con potentes telescopios, estrellas y galaxias que murieron hace millones de años y el ojo humano las contempla ahora, hoy. Es tan "loco", tan enorme que las palabras van cayendo una a una. Silencio. 

Luna Llena en Piscis no es moco de pavo, después de este agosto  de fuego, de eclipses, movidas internas y externas.  Luna en Piscis pegadita a Neptuno, opuesta al Sol en Virgo, claro. ¿ Hablamos de espiritualidad ? ¡Como no! Cuando Piscis, Neptuno y  la Luna entran en la ecuación, imposible no hacerlo. La espiritualidad está de moda, la espiritualidad vende, mola, es fashion, es lo más, se ha vuelto un negocio que mueve dinero, masas, poder. La espiritualidad se ha vuelto sofisticada, complicada, "masculinizada y patriarcal", orientada al propósito, al logro, al resultado y reconocimiento. Se ha vuelto competitiva, competente, territorial. Una espiritualidad que busca a Papá y Mamá en el Maestro de moda, " Mírame,  mírame soy tu hija especial". Una espiritualidad demandante, exigente y asustadiza " Sálvame, sálvame", que impulsa a mariposear de maestro en maestro, de técnica a técnica buscando la pretendida salvación piscina que nunca llega, ni llegará. ¿ Pero de qué espiritualidad estamos hablando? ¿ Qué espíritu anima el actual hipermercado del alma? Quizá hoy podemos, con la ayuda de esta Luna Llena en Piscis re-significar, re-colocar, re- interpretar la tan maltrecha espiritualidad, de lo contrario bajo el mapa del cielo de hoy podemos caer en fantasías huecas en nombre del Yoga, el Reiki, la meditación o cualquier técnica de moda, falsas devociones a Maestros Ascendidos o sin ascender, falsas adoraciones a todo tipo de personajes , cesión de poder al gran Holding New Age, narcotización a través de lo espiritual, autoengaño, mentira y en definitiva separación. Separación de la vida, de la Vida en mayúsculas. La Luna en conjunción a Neptuno en Piscis nos habla de un estado de "no límite", una dimensión "sin bordes", como un traje sin costuras, como una gran sopa donde no sabes donde empiezas tú y termina el otro. Un estado de absoluta disolución de la identidad del personaje que encarnamos. Esto abruma, es enorme, es infinito, la conciencia se asusta y ante tal susto, ¡ Zas! Se polariza y se separa de la Vida. Ante el caos del Universo, uno puede volverse quisquilloso, analítico, escéptico, " si no lo veo no lo creo", ultra científico, a fin de cuentas miedo a la disolución, al caos y a la Vida. O bien puede escoger la otra polaridad super mística, encerrado en una burbuja de una pretendida espiritualidad que te mantiene todo el día en babia, creyéndote la reencarnación de un brujo o una hechicera, meditando, rezando o pasando el rosario, en definitiva, miedo a la Vida, también. ¿ Cómo cesar este penduleo de un polo al otro?

Sol en Virgo es como un alambique a través del cual se extrae la esencia, la pureza. Virgo es la Diosa, la pureza de la Energía Femenina. ¿ Por qué es vírgen ? Porque Ella decide quien o qué la penetra. Lo Femenino Virginal nos habla de espacio, aquí, el cuerpo, el ahora, lo pequeño, el detalle, lo cotidiano, lo puro, la esencia y sobretodo el servicio. Lo Femenino Virginal nos habla de lo simple. Lo espiritual es simple, ahora, aquí, " lavando los platos, tecleando este ordenador, hablando por teléfono, contemplando el jardín, cambiando el pañal de mi bebé, cocinando una tortilla de patatas, charlando con mi amiga, jugando al parchís, regando los geranios….". Lo Femenino Virginal es gozo, dicha en el cuerpo, a través del cuerpo. Lo espiritual es simple, muy simple, tan simple que ofende a las mentes sofisticadas sedientas de experiencias " ¿ místicas?". Virgo depura la exageración de Leo y te hace humilde, y repito, simple. Al parecer, la espiritualidad en masa se quedó estancada en Leo " mírame, hago asanas complicadisimas…escúchame, canto mantras muy difíciles…reconóceme, medito tantísimo…", una espiritualidad al servicio del Ego en la que importa más la imagen que el sentir interno, en la que se aplaude lo complicado y sofisticado que la simplicidad y pureza interna. Una espiritualidad despojada de la real soberanía del corazón, de una creatividad impostada, poco fresca o espontánea. Una espiritualidad centrada más en los logros, la fama, el poder, la eficacia y la sofisticación. Una espiritualidad en que uno "hace" yoga, "hace" meditación, " hace" pranayama, " hace"....Identificada en el "hacer", la acción , logro, masculinizada, en lugar de Ser y desde este lugar de escucha sincera, humilde y dichosa, permitir que emerja la acción, sin más.

Virgo nos pone en nuestro sitio, vuelta a lo puro y repito, lo simple. Desde esta simplicidad, lo espiritual es todo, Todo. Desde esta simplicidad, aparentemente "tonta e inútil", nos ponemos al servicio de la Vida, de una voluntad que nos trasciende y lejos de separarnos de Ella y asustarnos, nos reconocemos en esta misteriosa Infinitud. Reconocemos la grandeza del Universo, que no solo se proyecta hacia fuera, sino que penetra hasta lo más profundo de nuestros células, átomos, electrones. De lo más Grande a lo más Pequeño, no hay separación, no hay diferencia. Me reconozco individuo, me reconozco Infinito. 

Como una Vírgen Pura, como la mismísima Diosa, decidimos qué nos penetra y qué no nos penetra. Sabemos que para ser espiritual no es necesario el alarde, la sofisticación, ni tan siquiera el yoga, ni la meditación. No hay muletas, no hay trampa ni cartón. No es necesario vestir "de espiritual", ni cantar mantras en todo momento, ni hacerse vegano, ni llevar malas, ni tatuarse símbolos que no comprendemos, ni mortificar el cuerpo, ni madrugar, ayunar, ni nada de nada. Simple, muy simple. Cuando la mente se vuelve neurótica y complicada,  necesita una espiritualidad compleja y sofisticada. Cuando la mente es depurada, se vuelve simple, no necesita nada, nos volvemos transparentes, cristalinos y el Espíritu emana su esencia a través nuestro. 

Además, no hay vuelta atrás, Saturno en Sagitario, por fin directo, borra de un plumazo las falsas devociones, los falsos maestros, las creencias y dogmas cristalizados en una Verdad caduca. Saturno en Sagitario, nos aporta la dosis de realidad, nos despoja de florituras, nos deja en "pelotas" para que encarnemos la Verdad desnuda y real. A la vez que Plutón en Capricornio, tarde o temprano hará caer la oligarquía y el poder, también en lo espirtiual, los grandes holdings y las luchas de poder. La Sombra asoma por el horizonte, para que sea vista y cada uno de nosotros vuelva la mirada al verdadero potencial de la Vida, que no el poder.

Basta saber quien Somos, cual es nuestro origen y simple y calladamente ponerse al servicio, sin tanto ruido. La Verdad es encarnada a través del cuerpo, de nuestras acciones cotidianas, es creativa, autoreferenciada, interna, humilde, callada y en este silencio, habla a gritos.

Adiós a la sofisticación, bienvenida simplicidad. Adiós al logro, bienvenido gozo. Adiós a la separación, bienvenida Unión.

Dejar un comentario

    Favor de o registro para enviar.

    Agregar comentario