Luna Llena en Capricornio ¿ Quien dijo Karma?

" Mujeres, os ofrezco mi alegría. ¡Miradme bailar! ¡Todas, mirad ! Os ofrezco esta danza de puro gozo, sensualidad, feminidad, dulzura. Esta es mi ofrenda para vosotras. Este será mi credo. Mi ley. Mi ofrenda. Alegría en cada pulsar del corazón. La delicadeza que en su sutileza disuelve el dolor, las lágrimas, el sufrimiento e incluso la muerte. Bailo para mi y para vosotras. Somos libres. La libertad es la ley, a partir de este momento. Hecho está". 

El día de la Luna Nueva en Cáncer, hace dos semanas hice mi ritual, como es costumbre en mi. Voy con la Luna para ir más allá de la Luna. Me dejo llevar, abandono el control, nunca sé por donde me llevará la energía, tengo un vago vislumbre de la dirección donde se dirige. En esta ocasión sabía que movería linaje ancestral femenino, no hay que ser ni tan siquiera astrólogo para saber la temática de Cáncer. La energía se abrió y empezaron a aparecer las mujeres de mi familia, madre y hermanas, luego las abuelas y otras mujeres que no esperaba, pero allí estaban. Mi cuerpo empezó a ser poseído por un tremendo dolor, sufrimiento, dureza de lo femenino dañado. Lloré sus lágrimas, su dolor, su impotencia, su culpa, su sacrificio por nada, sus muertes. Bailaba para mover la emoción o mejor dicho la emoción movía mi cuerpo a su antojo. Lloré, lloré, lloré las lágrimas de todas las mujeres hasta que decidí transmutar esa energía de dolor. Decidí re-escribir una historia de dolor por un vida de dulzura, en mi, para ellas, para mis hijas y para las mujeres que se quieran apuntar a otra forma de hacer.

Mujeres vulnerables, libres, nobles, intensas, cíclicas, comprometidas, madres, hijas, hermanas, amigas, delicadas, terribles, sexuales, amantes, amorosas, compasivas, sensuales, sensitivas, bellas, sutiles, penetrables, vírgenes, valientes, benditas., Diosas. 

¿ Qué pasa con lo masculino? Es una pregunta que formulo mucho últimamente y también la escucho de otras mujeres. ¿ Qué pasa con lo masculino? ¿ Dónde está su coraje? ¿ Y la verticalidad ? ¿ La presencia ? ¿ La nobleza ? Tantos milenios de patriarcado dejaron su huella en nosotras y en la Tierra. Mucho dolor, sufrimiento, miedo, culpa. La Ley del más fuerte, del poderoso y donde hay un poderoso también hay un débil, un flojo. Las polaridades llevadas al extremo. ¿ Qué pasa con lo masculino? La verticalidad, un falo erecto contenido por la feminidad rendida a la danza de la vida. La polaridad es danza, belleza, justicia, sutileza, entrega, confianza, rendición, abandono. Lo masculino, pura Presencia inspiradora, ensalzando lo femenino que se mueve en ondas, que danza por el placer de danzar. La Polaridad es una cosa. La dualidad, otra. No nos confundamos por favor. En nuestro olvido caímos en las redes de la dualidad, del bien y del mal, la lucha y el engaño del libre albedrío " O escoges esto, o escoges lo otro". ¿ Donde está la libertad? Hicimos la celda de nuestra cárcel más grande, más confortable, pero seguimos presos. 

La energía anda revuelta, se avecinan tiempos de cambio y no solo cambio, sino transformación. Dejar la antigua piel, para crear una nueva realidad profunda, abandonar la vieja forma para encarnar la nueva, más liviana y auténtica, real. 

Esta Luna Llena en Capricornio nos lleva sí o sí a la transformación. Nosotros decidimos sufrirla o celebrarla. Dejar atrás la vieja piel, es una forma de muerte, dejar caer las máscaras, permitir que el personaje del cual nos hemos disfrazado para sobrevivir en nuestro sistema familiar y en el mundo, nos abandone para tomar otra forma, no la de la supervivencia, sino la de la Vida. Más allá de la dualidad y el enfrentamiento entre masculino y femenino, caminemos de la mano hacía la Polaridad que danza y crea belleza, Vida. 

¿ Qué nos impide abandonar los "jueguitos del alma y del karma y del dharma"? Cuando hablamos de Capricornio aparece el viejo cascarrabias, el Maléfico según la tradición, el Señor del Karma, el custodio del Umbral, Saturno. Karma, terrible palabra que aunque no queramos nos lleva al miedo, la culpa, al diente por diente, al ojo por ojo, a la acción y su reacción, la causa y el efecto, a una rueda que gira y gira y nunca se detiene. Gira y gira, siempre hay algo que aprender, algo a compensar, nunca estaremos a la altura de la pureza, hay que pagar la deuda, el peaje. Y con esta manera de pensar, nos metemos en relaciones para compensar viejas ofensas, trabajos que no nos llenan por que en otra vida fuimos unos abusones, relaciones tóxicas que aceptamos sin más porque "me toca aprender esto o aquello"….Karma, Dharma, el juego de la dualidad de nuevo, el bueno y el malo, el acierto y el error. Dualidad que genera miedo y culpa. ¿ No te das cuenta ? No hay nada más lucrativo que el miedo y la culpa. A través de estos dos estados tan destructivos hemos matado la dulzura, la sutileza, la alegría, lo Femenino, sin ir más lejos. Da más dinero el miedo y la culpa que la alegría, obtenemos más atención a través de estos dos estados que a través de la alegría. La alegría siempre resulta sospechosa. El juego tan Saturnino del Karma ha sido el gran negocio. 

Mandamos a la Diosa al exilio " Por puta, hereje, mala, peligrosa ¿ Quien te has creído que eres ? Tu sitio es la cocina, limpia los mocos al niño, trame las zapatillas, la cena está fría, la casa está hecha una mierda, no vales para nada. Deja de llorar. Deja de soñar. Deja de sonreír. Deja de ser tú. Me asusta tu alegría, me da pavor tu compasión. No quiero perderme en este océano emocional que no controlo. La dulzura no la conozco, me da pánico. Lárgate so puta. No me mires, no quiero perderme en tus ojos que me muestran una Verdad incómoda. Cumple la Ley o serás castigada. No hay otra Verdad que la Ley, mi Ley. No molestes más. Largo de aquí. Yo mando, tu obedeces. No quiero la Verdad, sólo la Ley. Lo que siempre fue y siempre será. No te atrevas a cuestionarla o serás duramente castigada". 

Amigos míos, yo me salgo del juego del Karma, de la rueda sin fin, de la ecuación donde nadie gana y todos perdemos. Puedes llamarme arrogante. " Del Karma nadie escapa! Es una ley!". Tienes razón, en tu creencia tienes toda la razón. En mi libertad, yo tomé mi decisión, dejar la antigua piel para vestirme de una nueva realidad. Nada que aprender, solo recordar. Tomar al Alma de la mano y dirigir suavemente su mirada hacia la Fuente, hacía el Vacío del cual viene " Esta es nuestra casa, este es el hogar, dejemos de deambular, sufrir, se acabó el aprender. Sólo queda recordar. Nada que sanar. Sólo recordar". Se acabó la farsa del Libre Albedrío, atrevámonos con la Libertad. Quizá da un poco de miedo este salto al vacío, pero ¿ Acaso no somos vacío ? ¿ Para qué tener miedo de nuestra Esencia ? 

Llamar suavemente a nuestros ancestros, informarles que se acabó el juego, recordarles el Hogar. ¿ A quien beneficia el sufrimiento ? Bailar la Vida, bailar incluso el dolor, la muerte es una forma de celebración, ir más allá de la nostalgia, traspasar la frontera que hasta el momento no nos habíamos atrevido a franquear, incumplir la Ley del más fuerte para ser los legisladores de la dulzura, la delicadeza, el gozo, lo Femenino volviendo del exilio. 

La Diosa vuelve, con toda su fragancia. La Diosa no es una Ley, es un perfume. La Diosa no son las palabras, es la Presencia silenciosa. La Diosa vuelve por más que nos escondamos de ella. Nos va a encontrar, lleva demasiado tiempo en el exilio. Quietos todos. No acción. Dejémonos penetrar por Ella. Ella entrará a través del Corazón.  "Si te resistes, sufrirás", nos dice, no como amenaza, sino como evidencia. "A partir de ahora no habrá otra Ley que el Amor con todas sus ramificaciones. Tu decides que Ley quieres seguir"

En esta Luna Nueva en Capricornio voy a cruzar e umbral y Saturno, su custodio me va abrir las puertas de para en par, con una sonrisa. " Bien hecho, entendiste la Ley. el Amor. Eres libre. Eres sabia. Por fin volviste a ti. Te veo. Te reconozco. Te honro. Te amo. Diosa, bienvenida a casa. Bienvenida al Hogar".

Dejar un comentario

    Favor de o registro para enviar.

    Agregar comentario