La Tierra; Lección de humildad

” Lo tengo ante las narices y no aprendo, no sé si soy terca, inconsciente o arrogante o todo a la vez ”

El payés de delante casa, cada año siembra en un trozo de tierra diferente y siempre deja descansar el trozo de tierra que más “ocupado” ha estado el año anterior.

Es de lógica, ¿no? Para que la tierra dé frutos, se la tiene que dejar reposar, coger aire, recuperarse, si no fuera así, y el payés se emperrara en sembrar cada año en el mismo trozo, exactamente las mismas verduras, al final, la tierra agotada daría muy pocos frutos. Una cosa tan evidente, tan de sentido común, tan respetuosa con los ciclos, yo no la vivo en mí misma. He necesitado que mi cuerpo me pare, me diga ” para y respira, recupérate y vuelve a empezar”. Por terquedad he continuado haciendo, actuando, dándome y entregándome sin escuchar las señales del cuerpo. Por inconsciencia no he respetado los ritmos naturales de la acción y el reposo. Por arrogancia he pensado que yo soy la responsable de todo el curso de mi vida, no dejando que el Universo pusiera de su parte.

Llega un momento cuando el arrogancia, la inconsciencia y la terquedad toman las riendas de mi vida y me desconectan de mi centro y verdad, la realidad llega con toda su crudeza en presente indicativo y sólo me queda que ponerme de rodillas y rendirme.

” Vuelvo a la casilla de salida”, no hay lección de más humildad que esta. Renunciar a todo el que pienso que sé, desisto de defender ninguna imagen de mí, dejo de hacer un pulso agotador con la vida y me abandono al no hacer nada, a mirar a los ojos mi propia sombra, a vivir mi peor pesadilla: el no hacer. Para darme cuenta que yo, como la tierra, necesito del ciclo del reposo y en el reposo no hay culpa ni pereza, sino un grande respecto a algo mucho más grande que yo misma. Me dejo morir para renacer de nuevo y dar frutos y hacerlo en abundancia.

Y tú, ¿te permites pararte, reponer, recuperarte y no hacer nada?

Dejar un comentario

    Favor de o registro para enviar.

    Agregar comentario