el yoga es fashion y está de moda

El Yoga está de moda, queda muy fashion y espiritual decir ” No puedo quedar que tengo yoga!“, es muy glamuroso ir de aquí por allá con el matt a cuestas. Hace unos años  era territorio de freakis, gente un poco rara. A decir verdad, yo tampoco estaba interesada en el yoga, más bien en pegar botes en un gimnasio para regocijo de mis rodillas.

551008_10151533024244486_2018009131_n-1

Si ojeas alguna revista de moda, verás que las celebrities, es decir actrices guapas, actores pivones, modelos y ex modelos posan radiantes  y en actitud beatífica en postura de meditación y asanas imposibles. ” Si ellos practican será que es bueno. Pues ale! Todos a practicar!“. El Yoga está de moda.

Entonces te pones un mala, aunque no sepas para que sirve ni nunca lo uses, pero queda bonito, te dejas barba, por aquello de la energía o te afeitas, por la misma razón, te dejas greñas por el tema ” de las antenas” o te rapas, exactamente por lo mismo. Te vistes de blanco, por el aura, claro, o vas de negro, también por el aura pero al revés o vas a la última con esa ropa tan mona que esa modelo más mona todavía ha diseñado especialmente para la práctica. Te apuntas al centro de moda y decorado para la portada de una revista, con el profe de moda o vas a un centro cutre que no conoce ni el Tato con un profe raro, y si es raro es que es bueno. Viajas a la India buscando no se sabe qué y vuelves sin haberlo encontrado… Y la lista seguiría y seguiría. Quieres emular al modelo de la foto, a la ex bailarina monisima en esa postura imposible, a la actriz con esa sonrisa siempre a cuestas ” Claro como practica yoga, está así…yo también quiero…“. O al Maestro con pinta de borde y gruñón y como me da miedo será que es el mejor.

11082527_10153188257194486_6451044359806326311_n

Me pierdo, me confundo y hasta me enfado, (sí, sí, soy profe de yoga y me enfado, fíjate tú), cuando se ha creado ese universo yóguico, ese mundo espiritual fashion, lleno de glamour o fanatismo, lleno de sonrisas porque todos estamos happy o lleno de gente torturada por que estoy removido…entonces algo en mi se da de bruces con la incoherencia. ” Algo me chirría dentro, algo en lugar de proporcionarme alegría me la quita. ¿ Será que no es verdadero? Parece oro chapado, que cuando rascas te das cuenta que es un metal cualquiera y de baja calidad. ” Entonces vuelvo al inicio, des-hago lo andado para entender.

¿ Qué es yoga en realidad? Sin ornamentación, por favor. Yoga, es una palabra que significa unión, o como a mi me gusta re-unión del cuerpo, la mente, el Alma y Espíritu.  Yoga es cuando hay coherencia entre estos elementos en mi, y cuando hay coherencia, hay alegría, con o sin sonrisa, y cuando hay coherencia es que estoy en la Verdad, que no es lo mismo que la certeza de una creencia prestada. Y uno lo sabe, porque se sabe cuando te mueves en la Verdad o cuando pululas en una creencia que ni tan siquiera es tuya. Entonces hago un repaso de los momentos en los que yo he sentido esa coherencia, esa Verdad y por ende la alegría que me han acercado al Ser.

Por ejemplo, y por nombrar algunas, el momento en que parí a mis hijos fue Verdadero, un milagro, también cada vez que me despertaban durante la madrugada para mamar y luego se cagaban, que momento más delicioso, lo recuerdo con amor. También me viene la imagen mía en el pasillo de casa, durante la noche, con un bebé pegado a la teta, el mocho de mi mano libre limpiando un vomito del segundo mientras decía a mi hija mayor ” Ja vinc!“, menudo caos. Por no hablar de tantas veces que mi corazón daba un vuelco cuando me llamaban de cole o la guardería, siempre era porque estaban enfermos o les habían cosido la cabeza o roto un diente. También, me recuerdo acompañando a mis hermanas en el proceso de morir, o siendo un pilar fuerte y sereno cuando mi madre murió. Me vienen imágenes de cuando mi territorio era la cárcel, las comisarías, el juzgado de guardia, los calabozos durante los 15 años de abogada, donde entendí en mente, cuerpo y alma la compasión, la empatía, el no juzgar. Ostras recuerdo esas épocas en las que durante dos meses no me quitaba el chandal cutre, cuando no había un hijo enfermo, el otro tenía diarrea, o a la mayor la habían operado y el pequeño tenía asma y estaba conectado a la bombona de oxígeno, ” esta pediatra pensará que solo tengo un chandal“, pensaba yo y en el fondo me daba igual, estaba agotada, mientras una cliente al otro lado del teléfono me decía ” ¿ Qué es este ruido tan raro?“, y yo contestaba ” Nada, alguna interferencia”, por no decir que “estoy dando de mamar al bebé y los otros cuatro están el la bañera armando jaleo y yo tu abogada que mañana te defenderá en un juicio te habla sentada en la taza del water mientras hago lo que puedo con los críos“. En fin, la lista es larguísima y no quiero aburrirte, más bien inspirarte.

12080271_10153643479199486_776083739101627082_o

Me doy cuenta que en todas estas ocasiones, yo en realidad y técnicamente estaba practicando Yoga, si es que yoga es estar en coherencia con lo que soy, siento, digo y hago, ¿ no? Y siempre me pilló desnuda, despeinada, en chandal o pijama, con ojeras y el rastro de lágrimas en mi piel, mocos y vómito pegado a mi ropa, el mocho en la mano o en la cárcel. Yoga cuando mi padre me gritaba y no me aceptaba, o alguno de mis hijos se enfada conmigo, o quien se enfada es algún alumno que se marcha por la puerta de atrás dando un portazo, yoga cuando no llego a fin de mes, o cuando me equivoco…Y todo esto sin perder la compostura. Fijate, salió la palabra ” postura”, porque yoga va de eso. En sánscrito Asana,  significa asiento cómodo, que no siempre es cómodo, la verdad sea dicha. Entonces entiendo que Yoga tiene que ver con la postura que tu ofreces a la vida cuando la vida te regala una experiencia. ¿ Desde donde la vives, desde que postura interna?. A veces es durisimo, incomidisimo y aquí vienen los ajustes, no musculares, sino del músculo mental, ” Cuando la mente se vuelve vasta la postura deviene justa“, leí una vez. Entonces comprendo que Yoga en realidad no tiene que ver con la moda, ni el glamour, ni este maestro o el otro, ni el centro, ni nada ajeno a mi. Que Yoga no es oro chapado, sino oro de primera calidad, es un metal noble que aunque rasques y raques siempre encontrarás esa nobleza.  Va de dentro a fuera, nunca al revés. Y si va de dentro a fuera, no depende ni del mat, ni el incienso, ni la velita, ni la ropa que lleve, ni el mantra que cante, ni el centro donde asista ni el maestro que me enseña. ¿ No?

1924282_10153804641314486_9126379835135933794_n

Voy terminando y para resumir, ¿Qué pasaría si te dijera que yoga es precisamente lo que haces fuera del mat? ¿ Qué sucede si te digo que el yoga real es el que haces justo cuando cruzas la puerta del centro hacia la calle? ¿ Qué se mueve en ti cuando te digo que no hace falta ni mala, ni ropa monisima, ni barba, ni rastas, ni una calva brillante , ni vela ni incienso para que seas un yogui auténtico?.

Yoga, unión, re-unión, coherencia de cuerpo, mente, alma, del hacer, pensar y sentir, yoga como verdad interna. Yoga como postura o estructura interna que se refleja hacia fuera. Yoga las 24 horas del día y de la noche cuando re-conoces tu espíritu. Yoga cuando desciendes al infierno y cuando te elevas al cielo. Yoga cuando osas  vivir tu Verdad y a afirmar sin vacilar ” Yo soy el Maestro”.9356_10151622627414486_899183339_nTe invito a que recuerdes, re-memores, y te deleites en cuantas veces has sido un yogui auténtico, una persona capaz de surfear los vaivenes de la vida sin perder la compostura, es decir ofreciendo la mejor postura desde la re-unión de tu corazón con tu alma y espíritu.

¿ Cuantas veces has experimentado la Alegría real? Esto, es Yoga!

 

La entrada el yoga es fashion y está de moda aparece primero en Lalia.

Dejar un comentario

    Favor de o registro para enviar.

    Agregar comentario