El sí y la Vírgen

IMG_0795

Hoy escribiré sobre dos simples letras, que juntas crean la Vida, sin las cuales ni tú ni yo estaríamos aquí: SÍ. ¿ Te has dado cuenta que la creación entera, la naturaleza es un canto al Sí?

Hoy quiero escribir sobre el Sí a través de Ella, nunca lo he hecho antes, es mi ” vida oculta”, y me apetece salir del armario. Myriam, María, la Madre de Dios, como quieras llamarla, que más da, nos pertenece a todos, es de todos y vive en y para nosotros, ella encarna el Sí Incondional. Cuando tengo dudas, miro en su dirección y las nubes pasan y el cielo vuelve a ser azul.

” Dios te salve María, llena eres de gracia, el Señor está contigo, bendita eres entre todas las mujeres y bendito el fruto de tu vientre, Jesús….”. ¿ Te suena, no? Nos guste o no, todos tenemos esta semilla sembrada en nuestras células, una semilla de conciencia crística, de Amor Incondicional esperando a germinar y florecer en cada corazón. Un arcángel se le apareció a esa muchacha hace más de 2000 años para anunciar algo importante, no solo para ella sino para la humanidad entera. ¿ Y ella que dijo? ” He aquí la esclava del Señor, hágase según tu palabra…”. El resto, más o menos ya lo sabes. Puede que quizás estés en paz con ello o quizás todavía te pelees, juzgues o opines sobre algo demasiado grande como para describirse en palabras.

Imagina por un instante la escena: el arcángel, el mensaje, Myriam y el diálogo ” Oye perdona Gabriel, ¿ podrías decir el Señor ese que ahora esto del embarazo no me va muy bien?…es que ser madre soltera es un poco delicado ¿ y si me matan a pedradas?… a mi el José este que me tenéis preparado como esposo no me mola nada, es un viejo…si eso, dile al Señor que todo ok si me manda un marido más joven y guapo…es que no sé….¿Madre de Jesús? Y eso ¿ Qué se supone que es? ¿ Qué tendré que hacer? Porque yo soy joven y tengo una vida por delante…con todo eso que me dices se me complica un poco…Dile al Señor que me lo pienso y te digo algo, ¿ Vale?”. Myriam dijo Sí, sin objeciones, sin opinar, sin “peros”, dijo sí a lo desconocido, pronunció un Sí Incondicional que cambió el curso de la creación y ojalá el mío y el tuyo.

Date cuenta de que manera toda la naturaleza es un Sí a la Vida, canta y grita Sí sin objetar, sin discutir, sin interpretar, un Sí desnudo de peros, porque Sí, siempre es Sí. El corazón y el Alma son un Sí, la mente y el Ego son el ” pero”, la negociación, la negación, la procastinación, el miedo.

Todos queremos abierta o secretamente que se nos aparezca un ángel o un arcángel ( a lo grande!) que nos de un mensaje, que nos susurre el camino a seguir ¿ Cuantas veces nadamos en el mar de la duda, de la confusión? Y lo más gracioso es que continuamente aparecen ángeles en nuestras vidas, que nos muestran el siguiente paso: ” por aquí…por aquí…“. Nos lo dicen de distintas formas, a través de personas, canciones, situaciones…Y nosotros ¿ Qué hacemos? Mandar el ángel a la porra! Como el mensaje no nos gusta, como nos asusta, nuestro diálogo con él acostumbra a ser ” ¿ En serio? ¿ Ahora?…buffff…que miedo, que pereza, demasiado curro….yo quiero disfrutar, descansar, pasarlo bien…no me líes….tendría que cambiar demasiadas cosas….cambiarme demasiadas cosas…..cuando tenga tiempo/dinero/ganas…me pongo…ahora no“. Y de esta forma el ángel al cual anhelamos escuchar se retira discreto.

Nosotros nos obstinamos en que el ángel en cuestión nos confirme nuestra historia, nos reafirme nuestras neurosis y miedos y eso, eso solo lo hacemos los humanos, los ángeles están precisamente para lo contrario. Desmontar nuestra autobiografía, poner nuestra identidad del revés, poner nuestra vida patas arriba, señalarnos con el dedo nuestra máscara y dejarla caer. Nos invitan a caminar a través de la duda, el miedo, la zozobra, el desamparo para despertar de la pesadilla que nos hemos creado, despertar de la ilusión y empezar a vivir en sintonía con la naturaleza, con la creación y encarnar un Sí a la Vida con todas las consecuencias.

Cuando sintamos que nuestra vida se derrumba, nuestra máscara está a punto de caer, nuestra identidad se pone en entredicho, quizás un ángel anda cerca. Cuando el miedo asoma, la mente grita no, el ego discute y negocia con la vida, detengámonos, escuchemos, silencio….un ángel nos habla y espera un Sí. El sí, es la puerta al coraje, autenticidad, nobleza del alma, grandeza del espíritu. Y ante eso, el camino se abre ancho ante nuestros pies, la Vida se desplega sin obstáculos y nos crecen las alas. Por fin.

Y tu, ¿ cuan a menudo vives el Sí Incondcional?

IMG_0114

La entrada El sí y la Vírgen aparece primero en Lalia.

Dejar un comentario

    Favor de o registro para enviar.

    Agregar comentario