100% comprometido al cambio

” Quieres cambiar? Estás 100 % segura? Haz cada día la meditación que te diré, durante 21 días. Si no eres capaz de encontrar media hora al día para hacerla es que en realidad no quieres cambiar y prefieres quejarte. De aquí a 21 días hablamos, si te parece”

Hace un rato hablaba con Mar, mi hija, todo eran quejas ” que si ya estoy cansada… harta, hartisima de todo…harta… que es una mierda… que no sé que hacer… estoy desolada… toda la vida igual…”, vaya, todo el catálogo de quejas. La he escuchado un rato, hasta que finalmente le he dicho que si realmente quería cambiar empezara a hacer cosas diferentes, y sobre todo a meditar.

Todo nace por un pensamiento, que genera un sentimiento, que genera una química, que genera una frecuencia determinada y crea nuestra vida. Acostumbramos a vivir en el pasado, proyectándolo hacia el futuro, haciendo que nuestra vida sea uno “copia/pega”, re-creando los mismos comportamientos, patrones, frequencia, química, sentimientos y pensamientos. Por más que demos vueltas y más vueltas al relato de nuestra vida, por más que explicamos nuestros problemas una y otra vez aburriendo a amigos y conocidos con nuestra autobiografía, no cambiaremos nada en absoluto.

Sólo cambiando el patrón de pensamiento dejaremos de dar vueltas como un hamster en la rueda. Está claro que hay que ser muy valiente y honesto cuando te pones. Cuando yo empecé seriamente con mi disciplina diaria de meditación no fue fácil, me ha pasado de todo: me he puesto enferma, una vez casi voy al hospital pensando que tenía apendicitis, me he peleado con mis hijos o vecinos, me han robado, me he arruinado… ” ¿No quieres dejar atrás todo aquello que te impide la autenticidad? Pues pasa a través de todo esto y continúa”, no había ni hay nada que me pare, cuando empiezas a hacer cosas diferentes y sobre todo a cambiar tu mente, se empieza a liberar energía muy vieja, creando todo tipo de circunstancias vitales, muchas de ellas más bien incómodas. Esto requiere mucho coraje. Después vienen las “vocecitas” protestando y seduciéndote e incitándote a que dejes la práctica. La mente hasta ahora tenían el protagonismo y de repente su existencia se ve amenazada ” ahora no tengo tiempo, estoy cansada, tengo sueño, me duele la cabeza….”, excusas ! la mente está asustada y se pregunta, “¿quién seré yo sin el miedo, la culpa, la vergüenza, el resentimiento…? mejor no probarlo…”, esto requiere honestidad, puesto que te enfrentas a tu verdad, ” ¿quieres o no ser auténtica, real y protagonista de tu vida o mejor perpetúas el patrón de víctima que ya conoces?.

” La he hecho! Y al final he llorado!”, me acaba de decir la Mar por el chat.

” Vamos muy bien…”, he pensado sonriente.

Y tú, ¿ prefieres hablar de tus problemas o rompes sin excusas tu patrón mental?

Dejar un comentario

    Favor de o registro para enviar.

    Agregar comentario